Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Actualidad

21 de Febrero de 2022

De la familia Piñera a la Chokita: Cinco polémicas protagonizadas por Cristián Warnken

De la familia Piñera a la Chokita: Cinco polémicas protagonizadas por Cristián Warnken Captura: Youtube

Tras su salida de la televisión, el profesor de literatura adquirió un rol más impugnador y político que se ha hecho notar en la última década.

Por

Cristián Warnken, fundador del movimiento “Amarillos por Chile”, ha protagonizado varias polémicas en la última década.

Desde que salió de la televisión, el profesor de literatura ha adquirido un rol más político e impugnador en sus columnas.

En The Clinic, hicimos una breve recopilación del ruido que han generado algunas de sus intervenciones.

El fin de la Belleza del Pensar

Posiblemente, el hito que marca el momento en que Cristián Warnken comienza a elevar el tono de sus críticas comienza con el fin de su programa de TV.

“La Belleza del Pensar” se mantuvo durante 10 años en emisión en los canales de ARTV y Canal 13 Cable. En 2006 pasó a TVN y cambió de nombre a “Una belleza nueva”.

Pero en 2013 se acaba su ciclo en el canal público y lo hizo con una de las primeras polémicas de Cristián Warnken. En una columna en El Mercurio titulada “Respetable público” denuncia la “humillación” de la televisora estatal.

Según su versión, TVN le propuso fijar el programa a las 8 AM. El conductor aseguró que el cambio de horario “era una forma de sacarnos de pantalla, sin sacarnos”.

“Tuve la certeza de que esa humillación era inaceptable y que no había que ponerse de rodillas, solo para subsistir en el horno crematorio”, disparó.

El profesor de literatura también arremetió contra la “telebasura”. Según él, sus entrevistados “merecen un trato por lo menos igual al de las ‘estrellas’ de los realities”.

Incluso pidió igualdad ante “tanto periodista que apenas sabe balbucear muletillas y frases deshilachadas ante los micrófonos”.

Irónica columna contra Jorge Pizarro

“Una belleza nueva” tuvo un breve epílogo en La Red, hasta que se acabó definitivamente en 2014. En ese momento, Cristián Warnken decidió recluirse en sus columnas de El Mercurio.

En 2015 decidió disparar contra el senador Jorge Pizarro (DC), en medio del escándalo por el caso SQM. Además, en septiembre de ese año, un terremoto asoló la Región de Coquimbo, que él decidió mantenerse en Inglaterra para ver el Mundial de Rugby.

En un tono irónico, Warnken insta al legislador a “no renunciar” y a mantenerse a la cabeza del partido “demócrata” y “cristiano”.

“No se agite de más, entonces: nada pasará, sus camaradas le perdonarán todo. ¡Es que son tan misericordiosos! Harán vista gorda como ya antes lo han hecho con casos tal vez peores que el suyo”, escribió.

El columnista también le reconoce que “usted tiene resistencia de rugbista: no lo bota nada, nadie lo saca de su posición”.

“Lo único que se le manifiesta, eso sí, es en la cara una sensación de molestia, de hastío ante la ingratitud popular. Le recomiendo que sea más ‘cara de palo’ todavía, coméntelo con sus asesores de imagen, me encontrarán razón”, subrayó.

Polémicas de Cristián Warnken con los Piñera

Una de sus más agudas columnas en materia política, titulada “Con todo respeto”, se publicó en marzo de 2016. En el texto, Warnken disparó por igual contra la izquierda y la derecha.

Sin embargo, en esa columna también recordó la frase de Sebastián Piñera de que “la educación era un bien de consumo”. Y tildó al entonces candidato como “un hombre sagaz para la especulación financiera, pero no para la especulación política ni menos intelectual”.

La columna generó inéditas reacciones. La misma hermana del Presidente, Magdalena Piñera, a quien lo instó a hablar con “responsabilidad y altura de miras”.

En el marco de las primarias de derecha en 2017, Warnken volvió a arremeter contra Piñera. El columnista destacó esa vez el coraje de Ossandón de enfrentar la “promiscuidad entre la política y los negocios”.

“La vulnerabilidad de Piñera es muy grande y no sería raro que en medio de su mandato tuviera que enfrentar nuevos cuestionamientos y juicios”, escribió.

Esta vez, reaccionaron las dos Magdalenas de la familia Piñera: la hija y la hermana del Presidente. En una misiva publicada por El Mercurio, preguntaron: “¿Es pecado ser emprendedor, innovador y tener dinero?”.

En 2017, en una entrevista con The Clinic, Warnken dijo que una elección de Piñera sería “muy malo para el país” y un “retroceso”.

“Se están cayendo las instituciones, las certezas, y necesitas gente con temple. Un Trump es lo contrario a eso. Es un adolescente destemplado. Un tipo que puede pescar la bomba atómica y tirarla así como así. Esas personalidades hiperkinéticas, sobregiradas, como la de Piñera, no me parecen las más adecuadas para tomar el control de este barco”, dijo.

Warnken vs Chokita

Otra de las polémicas de Cristián Warnken la protagonizó contra Nestlé, porque la compañía decidió cambiar el nombre de la clásica “Negrita” a “Chokita”.

En una entrevista con Ex-Ante, el columnista sostuvo que esta decisión se enmarca en “una guerra cultural” y que forma parte de “una suerte de neo lengua” gestada en ciertos ambientes culturales.

“Es una lengua que se crea para producir cambios en el pensamiento y controlar el pensamiento desde una mirada autoritaria. Evidentemente que aquí no hay un estado totalitario, pero sí siento que hay una pulsión totalitaria”, explicó.

En ese contexto, Warnken asegura que esta pulsión está latiendo en ciertos ambientes culturales, particularmente universitarios, y que en Chile han ido ganando “espacios importantes de expresión, presencia y poder”.

Sin embargo, para el columnista, la expresión “negrita” no tiene asociada una connotación despectiva. “Es algo afectuoso, cariñoso, como cuando uno le dice a alguien: ‘mi negrita’ o ‘mi negro'”, puntualizó.

En ese marco, Warnken acusó que se trata de una “medida absurda”, ya que el nombre de la oblea nunca se usó “como discriminación o con desdén o como un acto de racismo”.

“Lo que quiero decir es que todas estas batallas, que vienen desde un sector muy de élite, muy académico y muy teórico, violentan la realidad cotidiana, violentan el sentido común, y nos llevan a situaciones casi de absurdo”, cerró.

Warnken se resta de la segunda vuelta

Una de las polémicas más recientes de Cristián Warnken la protagonizó de cara al balotaje entre Gabriel Boric y José Antonio Kast.

“No me sumo. No firmo ni una carta de apoyo, ejerzo mi legítimo derecho a la duda y la disidencia”, escribió en una columna en El Mercurio.

El columnista asumió entonces el padecimiento “una vez más” de la “condena sumaria de los dueños de la ‘verdad’ y la superioridad moral que ahora se han travestido de tolerantes”.

Warnken se refirió particularmente a Boric, asegurando que “parece más razonable que muchos de los que lo acompañan”. Sin embargo, cuestionó: “¿Tiene el talante y el carácter suficientes para contener a sus compañeros ‘ultras’ que hasta hace poco vibraban con las llamas y la primera línea?”.

También cuestionó con dureza a los líderes de la ex-Concertación, quienes “actúan a veces como padres culposos ante sus hijos parricidas”.

Ambos segmentos se unieron contra “el supuesto ‘fascismo’ de un candidato conservador, pero no fascista en sentido estricto”.

“¿Acaso no es fascismo funar, y quemar iglesias y bibliotecas?, ¿no lo es la cancelación por ‘negacionismo’ en la Convención?”, criticó.

Notas relacionadas

Deja tu comentario