Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Política

12 de Agosto de 2022

Desde la tarde “clandestina” de Teillier en el Senado hasta el descarte a la Casa Central de la U. de Chile: nueve escenas del acuerdo oficialista para reformar la nueva Constitución

Oficialismo presenta acuerdo de cambios a la nueva Constitución en caso de que gane el Apruebo Agencia Uno

Este jueves 11 de agosto, los partidos oficialistas dieron a conocer el acuerdo para impulsar eventuales reformas a la propuesta de nueva Constitución en caso que gane el Apruebo, tras diez días de intensas negociaciones. Estas conversaciones, sin embargo, no fueron para nada expeditas y contaron con algunos interlocutores caídos, acusaciones de intransigencia, una sede que no fue y algunas ausencias que dicen más que las palabras. Aquí, The Clinic trae nueve escenas y un bonus track del esperado pacto entre el Socialismo Democrático y Apruebo Dignidad.

Por Joaquín Abud y Emmanuel Ganora

La puesta en escena que prepararon los partidos oficialistas para hacer el anuncio de su acuerdo de eventuales cambios a la nueva Constitución en caso de que gane el Apruebo en el Plebiscito de Salida, contemplaba una mesa y un podio al fondo del salón principal de la Biblioteca del ex Congreso Nacional en Santiago.

A los costados, en tanto, ubicaron dos filas con una decena de sillas en las que se instalaron los principales dirigentes de partidos y movimientos firmantes. Detrás de quienes estaban sentados, se ubicaron de pie varios parlamentarios del sector que acudieron al encuentro.

La convocatoria para dar a conocer el acuerdo oficialista tenía alta expectativa, ya que venía a culminar un proceso de cerca de 10 días de negociaciones desde que el propio Presidente Gabriel Boric “instó” a los partidos aliados a llegar a puntos comunes de cambios a la nueva Constitución que será plebiscitada este 04 de Septiembre.

Algo que se dio después de que los líderes de las tiendas del Socialismo Democrático y de Apruebo Dignidad -Paulina Vodanovic (PS), Guillermo Teillier (PC), Juan Ignacio latorre (RD), Diego Ibáñez (CS) y Patricio Morales (PL)- estuvieran hasta pasada la medianoche del jueves 11 de Agosto reunidos en el comedor de la presidencia del Senado redactando el documento.

Pese a que la escena final con las fuerzas de gobierno en el ex Congreso mostrara un triunfo en cuanto a la capacidad de ponerse de acuerdo, el proceso de negociación no fue nada fácil. Aquí, The Clinic trae una recopilación de nueve escenas que revelan la trastienda de un acuerdo que tuvo distintos redactores, interlocutores frustrados, presiones internas y también dosis de indisimulada disconformidad.

1) Ibáñez y Morales: las plumas del acuerdo

El llamado que hizo el Presidente Boric el 01 de Agosto, donde dijo que “no sólo lo veo viable, lo insto”, refiriéndose a que los partidos oficialistas lleguen a un acuerdo, aceleró las conversaciones oficialistas sobre el mismo.

Sin embargo, el documento final presentado este jueves 11 de Agosto, no se comenzó a redactar hasta la noche del día anterior, con los dirigentes de partidos reunidos en el comedor presidencial del Senado, en el cuarto piso de esta corporación.

Antes de eso, la presidenta del PS, Paulina Vodanovic, ya manejaba un borrador con las propuestas de su partido -algunas conversadas con otros dirigentes del oficialismo- que portaba en un notebook con el que se estuvo paseando desde la tarde hasta la noche del miércoles en sus brazos en el Congreso en Valparaíso.

Por otra parte, según revelan fuentes que fueron parte del acuerdo, los presidentes del PPD, Natalia Piergentili, y del Partido Liberal, Patricio Morales, también tenían un borrador redactado, el que sirvió como base para el documento presentado en el ex Congreso con el elocuente título de “FINAL FINAL.pdf” y que más tarde se renombró como “Unidas y Unidos para Aprobar una Nueva Constitución”.

Fuentes que participaron de las negociaciones, comentan que los encargados de redactar el documento fueron el diputado Diego Ibáñez (CS) y el presidente del PL, Patricio Morales.

Sin embargo, las fuentes comentan que el documento final fue redactado bajo la autoría de dos dirigentes que participaron en las negociaciones: el representante de Convergencia Social, diputado Diego Ibáñez y del PL, Patricio Morales.

De todos modos, Morales fue quien añadió el último detalle del acuerdo: la incorporación del recurso de tutela, una propuesta emanada desde el Partido Radical.

2) Casa Central de la U. de Chile: El lugar que no fue

Pese a que el lugar elegido para hacer la convocatoria al anuncio fue el ex Congreso Nacional en Santiago, esa sede no fue la que tenían en mente los dirigentes del oficialismo.

Según comentan fuentes que participaron de las tratativas, la idea era que la convocatoria fuese en un lugar al aire libre y con mayor espacio, algo que se extrañó en la Biblioteca del ex Congreso, donde entre los dirigentes y la prensa convocada no cabía una aguja. Además, el patio del ex Congreso no estaba disponible, ya que en paralelo se realizaba un encuentro de Icare.

Un consenso en el oficialismo era pedir el patio Andrés Bello de la Casa Central de la U. de Chile para hacer el anuncio. Sin embargo, no se alcanzó a realizar esa gestión por la extensión de las negociaciones.

En esa línea, los dirigentes del oficialismo tenían en mente un lugar que generaba consenso entre todos: el patio Andrés Bello de la Casa Central de la Universidad de Chile, ubicado en plena Alameda.

Sin embargo, al concluir las negociaciones acercándose a la madrugada del jueves, los dirigentes no tuvieron tiempo para gestionar el espacio, por lo que se terminó eligiendo el ex Congreso.

3) La ausencia de senadores PS y la “visita médica” de De Urresti

Pasadas las 11:30 del jueves 11 de Agosto -hora en la que se hizo la convocatoria-, el senador y vicepresidente del PS, Alfonso De Urresti, subió a la Biblioteca del ex Congreso en una fugaz visita.

De hecho, el paso de De Urresti por ese salón no duró más de 3 minutos. Simplemente entró sonriente, saludó a sus colegas parlamentarios y a la presidenta del PS, Paulina Vodanovic, y siguió su camino bajando por las escaleras que van desde el tercer piso del ex Congreso hasta el primero.

Según algunos dirigentes del partido que se encontraban en la escena, lo del senador fue un gesto para mostrarse presente, pero luego tenía que irse para tomar un avión rumbo a Valdivia para recorrer su circunscripción.

De todos modos, no pasó desapercibido que ningún senador del Partido Socialista asistiera a la ceremonia.

Algo que no pasó desapercibido en la ceremonia fue la ausencia de senadores PS. Sólo Alfonso De Urresti se presentó de pasada por la Biblioteca del ex Congreso.

Según explica un senador PS, estos no fueron porque sólo estaban convocados los presidentes de partido. Sin embargo, gran parte de la bancada de diputados del PS sí asistió al encuentro, incluidos algunos que no son miembros de la actual directiva, como los diputados Marcos Ilabaca y Daniel Manouchehri.

En la dirigencia socialista explicaron que la ausencia de los senadores se debía a que no les entusiasmaba mucho el acuerdo, ya que no se hizo un compromiso explícito de sumar atribuciones a la Cámara de las Regiones, institución que reemplazará al Senado en caso de que gane el Apruebo.

De todos modos, cuenta un dirigente del PS, entre los senadores oficialistas comprendieron que sumar atribuciones al nuevo Senado era uno de los puntos calientes del acuerdo y que no tenía sentido trabar las tratativas por ese punto, a poco más de tres semanas para el referéndum.

En ese sentido, habrían quedado conformes con que el acuerdo abriera la puerta a otras modificaciones de este punto en el futuro. “Nos comprometemos a analizarlo para lograr el mejor equilibrio en el Poder Legislativo, el gobierno central y las entidades territoriales”, dice el escrito.

4) Alejandro Goic: el orador que reemplazó a los dirigentes

Otra conclusión que tenían los líderes de los partidos mientras afinaban detalles del acuerdo, era que este debía leerse por una voz distinta a las que participaron de las negociaciones. Así, comentan las fuentes, ninguno de los jefes de partido se robaría el protagonismo de un momento trascendental.

En el oficialismo decidieron que fuese una voz ciudadana la que leyera el acuerdo. Así, escogieron a Alejandro Goic, que por su profesión como actor calzaba perfecto para ejercer de orador.

Fue así que eligieron al reconocido actor y militante del Partido Socialista, Alejandro Goic, orador ideal para dar a conocer los puntos comunes.

Entre las características que llevaron a definir a Goic como relator de la jornada, está que por su profesión tiene las capacidades apropiadas para ser la voz del hito oficialista.

Esto sumado a que Goic ya tiene experiencia activa en política y en campañas electorales, siendo uno de los voceros de la senadora DC Yasna Provoste en su fallida aventura presidencial, participante activo de la campaña por el Apruebo como director creativo de la franja del PS, además de haber sido un destacado dirigente juvenil en la lucha contra la dictadura cívico-militar de Augusto Pinochet.

5) La crisis DC que los dejó fuera del acuerdo

Si bien el documento final está firmado por los representantes de Socialismo Democrático y de Apruebo Dignidad, en un momento estuvo la opción de que se incluyera a un partido fuera del radio oficialista: la Democracia Cristiana.

De hecho, según comentan fuentes que participaron en las negociaciones, la DC tenía tres interlocutores en las gestiones iniciales: el presidente de la tienda, Felipe Delpin, la senadora y vicepresidenta del partido, Yasna Provoste y el senador Francisco Huenchumilla.

Sin embargo, cerca de la tarde-noche del miércoles, la convivencia interna en la Democracia Cristiana quedó hecha añicos.

Un integrante de las negociaciones asegura que no se incluyó a la DC en el acuerdo por la crisis que estalló a último minuto en ese partido: “La firma de Delpin, después del caos en la DC, valía menos que un bitcoin”, asegura el dirigente.

El día anterior, se había dado a conocer una querella impulsada por la mesa de la tienda liderada por Delpin, contra el ex convencional y otrora presidente de la DC, Fuad Chahín, quien desde el término de la Convención se ha manifestado a favor del Rechazo, contrariando la línea oficial definida por el partido.

La querella contaba con la aprobación de buena parte del resto de la mesa que lidera Delpin, pero en la tarde noche del miércoles, mediante Twitter comenzó a circular la información de que Delpin había desistido de la acción judicial. Y fue por esa vía que los interlocutores oficialistas se enteraron de la crisis en la Falange.

Esto llevó a que el resto de la mesa DC difundiera un comunicado anunciando que su intención es seguir con acciones legales contra Chahín, quitándole el piso a su presidente. Así las cosas, de forma tácita se resolvió dejarlos fuera del acuerdo debido a las luchas intestinas del partido de la flecha roja.

Entre las razones para dejar fuera a la DC, uno de los participantes del acuerdo lo ilustra fuera de grabadora: “la firma de Delpin, después del caos en la DC, valía menos que un bitcoin”.

6) La precisión del senador Castro (PS) ante los “intransigentes” del PC y el FA

A eso de las 18:00 del miércoles 10 de Agosto, día clave para las negociaciones, la presidenta del PS, Paulina Vodanovic, se reunió con los senadores de su partido en la oficina del presidente de la Cámara Alta, Álvaro Elizalde, para abordar los puntos del acuerdo.

Antes de la cita, cuando los senadores iban ingresando a la oficina, el senador socialista Juan Luis Castro lanzó un bomba en contra del Partido Comunista, advirtiendo que el PC estaba siendo “intransigente” en la negativa de los comunistas a reformar el sistema político propuesto en la nueva Constitución.

Sin embargo, al término de la reunión, el mismo senador Castro atendió a la prensa convocada fuera del salón par rectificar sus dichos: “Corrijo, en el Frente Amplio y en el PC hay un foco de intransigencia”, con lo que metía a todo Apruebo Dignidad como los responsables de dilatar las negociaciones.

7) FA y PC: la resistencia ante la reelección presidencial

Durante la tarde del miércoles, en las filas del Socialismo Democrático el comentario recurrente era que los puntos calientes del acuerdo estaban, principalmente, en dos normas del sistema político propuesto por la Convención.

Estos eran la eliminación de la iniciativa de gasto fiscal para los diputados, dejándola exclusivamente para el Presidente de la República, y sumar atribuciones a la Cámara de las Regiones. institución que reemplazará al Senado.

Ahí, todas las luces apuntaban a que la piedra en el zapato de las negociaciones era el PC. Sin embargo, fuentes que participaron en el acuerdo comentan que, de hecho, era el Frente Amplio el que con mayor firmeza se oponía a algunos puntos para llegar a un acuerdo.

Según las mismas fuentes, estos puntos tenían que ver con que se oponían a la eliminación de la reelección presidencial inmediata -que finalmente quedó en el acuerdo- y a la modificación de las atribuciones para la Cámara de las Regiones -que quedó fuera del documento, sólo abordado como una suerte de declaración de intenciones.

8) Misterio en el Senado: la tarde “clandestina” de Teillier

Desde las 16:00 horas del miércoles 10 de Agosto, corría un fuerte rumor en la sede del Congreso en Valparaíso: el presidente del PC, Guillermo Teillier, estaba en las dependencias de Valparaíso para sumarse a las negociaciones por el acuerdo, sólo que no había constancia de su presencia.

Ese misterio se mantuvo en el cuarto piso del Senado hasta por lo menos las 19:00 horas, donde la prensa esperaba obtener alguna declaración suya sobre el acuerdo y los emplazamientos que habían hecho senadores socialistas a su partido, clasificándolos de “intransigentes”.

Desde la tarde del miércoles 10, el rumor fuerte en el Congreso era que el presidente del PC, Guillermo Teillier, estaba dentro del comedor donde se realizaron las negociaciones. Sin embargo, llegó recién cerca de las 20:30 al edificio.

De hecho, el misterio aumentaba ya que hasta ese momento los integrantes del grupo negociador no utilizaron las puertas principales que dan hacia el comedor del Senado -donde estaban reunidos-, sino que ingresaban a este por la cocina que está a un costado del comedor y que tiene un acceso interno al comedor.

Finalmente, el misterio se terminó de resolver a eso de las 20:30 horas, cuando el ex diputado descolocó a todos los presentes en las afueras del lugar de las reuniones apareciendo para recién ingresar a sumarse presencialmente a las conversaciones.

“No sé lo que está pasando aquí”, aseguró el jerarca PC cuando se materializó su presencia, ante la incredulidad de los periodistas acreditados en el Congreso.

9) El acuerdo en la franja por el Apruebo: la petición de los diputados PS

La maratónica jornada que tuvo el pasado miércoles 10 de Agosto en el Congreso la presidenta del PS, Paulina Vodanovic, comenzó con un almuerzo con la bancada de diputados de su partido, en la que el punto central a conversar era justamente el entonces esperado acuerdo oficialista.

En la instancia, los diputados -mediante su jefe de bancada, Marcos Ilabaca-, le entregaron a Vodanovic un documento con algunos puntos a considerar para incluir en el acuerdo, como precisar el alcance de la justicia indígena, eliminar la reelección presidencial inmediata, eliminar la iniciativa de gasto fiscal para diputados y cambiar el nombre del Sistema Judicial a Poder Judicial, entre otros.

En un almuerzo entre la bancada de diputados PS y la presidenta del partido, se sugirió que el entonces eventual acuerdo sea transmitido en la franja televisiva, idea que están considerando en la directiva.

Junto a ello, según comentan miembros de esa bancada, se le transmitió una idea que hasta el momento no se había comentado: que el anuncio del acuerdo fuera incluido en la franja televisiva por el Apruebo.

Si bien aún no hay nada zanjado respecto de esta propuesta, desde la directiva el PS transmitieron a The Clinic que se está analizando la idea, la que, en todo caso, sería acotada: sólo se podría hacer referencia a algunas interpretaciones que han hecho desde el Rechazo respecto de la propuesta constitucional, utilizando ese espacio para destacar que el oficialismo ya firmó un acuerdo para aclarar los puntos objetados por la derecha.

Bonus Track: Teillier manda a Jadue a leer el acuerdo

Como era de esperar, el acuerdo firmado por el oficialismo no sólo levantó críticas desde la derecha y el Rechazo, sino que también abrió un flanco por la izquierda.

El miércoles en la noche, antes de que se diera a conocer el humo blanco del acuerdo, en el Facebook Live Sin Maquillaje, Daniel Jadue se mostró contrario a este: “A la otra (Constitución) le dieron 30 años para cambiarla y tuvimos que pedir en la calle y peleándonos con todo el mundo. A esta todavía no le han dado un día de vida y ya la quieren cambiar”.

Esto fue abordado por la presidenta del PS en la convocatoria en el ex Congreso. Ahí, Vodanovic se refirió en duros términos al alcalde de Recoleta: “Yo le pediría al alcalde Jadue, recordando al Rey de España, que se quede callado”.

A las pocas horas, Jadue utilizó su cuenta de Twitter para responder a Vodanovic: “La presidenta del PS, del mismo partido perseguido en dictadura por tener una idea política, manda a callar a quien tiene una legítima diferencia. Ya tenemos un texto constitucional. Dejemos que el pueblo se pronuncie el 4 de septiembre. ¡Eso es lo realmente democrático!”.

Antes de escribir su tweet, Jadue contó con el apoyo de la diputada comunista Marisela Santibáñez, quien comentó en la misma red social que “solo en Dictadura saldrían a hacer callar a una persona libre de dar su postura política que, por cierto, es completamente respetable”.

De todos modos, el propio presidente del PC se encargó de responder los dichos de Jadue, los que la prensa le tuvo que comentar finalizado el acto de anuncio del acuerdo, ya que Teillier dijo desconocerlos.

“No sé si él (Jadue) tiene claro lo que nosotros estábamos discutiendo, a mí me da la impresión que no (…) en estos casos hay que estar bien al tanto de lo que se está discutiendo”, dijo Teillier, agregando que “es bueno que él revise primero este documento antes de dar una opinión tan lapidaria”, acotó.

En todo caso, no fueron pocos los rostros desencajados cuando Teillier, luego de estampar su rúbrica en el documento, hiciera una sugerente acotación: “no podemos garantizar que vamos a hacer estas cosas, porque en esto tendrá que haber debate popular (…) “ninguno de nosotros quiere pasar por sobre la soberanía popular, la queremos respetar”.

Luego, matizaría esos dichos atribuyéndolo a una “cuña imprecisa”.


Notas relacionadas

Deja tu comentario