Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Arte

10 de Noviembre de 2022

“Oxímoron, prácticas paganas de santificación”: Imperdible muestra convierte a traperos en dioses

La exhibición cuenta con una seria de 35 cuadros pintados en óleo sobre tela, en los cuales retrata a diferentes artistas del género urbano como personajes bíblicos.

Por

¿Alguna vez se te pasó por la mente ver a cantantes de trap como Dioses? o ¿como representaciones de santos o personajes bíblicos? El pintor Raúl Pizarro transforma a los artista de la música urbana en seres divinos en su nueva exposición: “Oxímoron, prácticas paganas de santificación“.

Una serie de 35 obras pintadas en óleo sobre tela, que acerca el espectro religioso más antiguo a la sociedad actual chilena.

En sus cuadros presentados en el Centro Cultural Gabriela Mistral (GAM), el pintor transforma elementos del ambito religioso, para retratar las escenas más cotidianas de la ciudad y artistas del género urbano, como Pablo Chill-e, Nación Triizy y Ben Bulgaro, entre otros.

El concepto de la muestra es fusionar estos dos polos: lo divino con lo terrenal. Por eso la exhibición se llama “Oxímoron”, una figura literaria que consiste en la combinación de dos palabras con significados opuestos, que juntas generan una tercera idea.

“Nace de esa necesidad de qué elementos podría encontrar para poder conectar conceptos más universales, pero a la gente de ahora(…) La historia del arte sacro en general tiende a distanciar lo divino de lo humano, generando que uno pierda ese relato”, afirma el pintor.

Inspirados en el barroco

Raúl se caracteriza por pintar cuadros en estilo barroco. Un tipo de arte que nació durante el siglo XVII, cuando hubo un auge de los valores culturales del catolicismo durante ese período, y que esta caracterizado por la forma realista en que refleja la religión, utilizando colores fuertes y contrastando luces y sombras.

Los cuadros de la muestra están inspirados en este estilo, pero centradas en imágenes cotidianas y urbanas que plasman un nuevo horizonte, un “mundo alternativo” para corregir la realidad de hoy.

“Yo vengo de una formación pintora super tradicional. Se basa mucho en el oficio. Pero creo que como pintor hay que ser super aterrizado en ese sentido. Por más que me guste como se pintaba en el barroco, nosotros le estamos hablando a gente de ahora”.

En la exhibición resaltan dos cuadros que están basados en otras obras clásicas de este estilo. La primera se trata de “La incredulidad de Santo Tomás” de Michelangelo Caravaggio, la cual recrea con cuatro personas caracterizadas con elementos más contemporáneos, vestidas con polerones y chaquetas, mientras que uno de ellos se toma un foto.

La segunda es “La vocación de San Mateo”, del mismo autor, la cual representa a los recaudadores de impuestos de la pintura con una familia que está jugando en la mesa y a la figura de Jesús con una mujer acompañada de su pareja.

Un cierre familiar

Raúl comenzó este proyecto en 2018. Cuatro años de trabajo creando cuadros que unen a los artistas del género con lo bíblico. Pero el pintor sentía que faltaba algo más íntimo que lograra representarlo mejor con su pintura.

Sin alejarse del foco religioso, su última pintura muestra a un grupo de personas sentadas alrededor de una mesa mientras atienden el llamado de una mujer. Cartas en mano, juegos de mesa como “Monopoly” sobre un mantel, un niño sentado en un tarro de pintura y un basurero. Solo elementos de la vida cotidiana.

“Sentí que necesitaba una escena más ligada a mi época. Por eso, justamente crear esta imagen de casa. Quería hacer eso. Coronarlo con algo que fuera un poco más íntimo. Que tuviera cosas más mías”.

Con esta pintura Raúl cierra su muestra “Oxímoron, prácticas paganas de santificación”. Una serie de cuadros que serán exhibidos de forma gratuita para todo público en Centro Cultural GAM hasta el 18 de diciembre.

Notas relacionadas

Deja tu comentario