Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Opinión

5 de Agosto de 2014

Actas de la Confech revelan desorden del Plan de Participación del Mineduc y estudiantes evalúan su permanencia

En la discusión del sábado pasado en Arica, los estudiantes convinieron realizar un informe sobre el proceso, aunque ya revelan desorden y sobrerrepresentación de algunos grupos en las mesas de trabajo. En tanto, desde el Mineduc señalan que las situaciones han sido corregidas y que se ha abogado por asegurar transparencia y seriedad al trabajo para mejorar la reforma educacional.

Por

Confech Congreso A1

Desorden, sobrerrepresentación de rectores de universidades privadas e irrelevancia. Estas son las críticas al Plan de Participación Ciudadana que dirige el Mineduc, que se repitieron en la plenaria Confech del sábado pasado, realizada en la Universidad de Tarapacá (Arica), y que dieron pie a la discusión entre los estudiantes de qué tan conveniente es seguir participando en esa instancia.

Una serie de críticas que, si bien han sido subsanadas por la autoridad central, se han sumado a las aprensiones sobre su irrelevancia que surgieron cuando se presentó el proyecto, que han reactivado la opción señalada por los estudiantes de que su permanencia en los diálogos iba a estar en constante evaluación.

Todo esto, a la par de la declaración de un grupo de siete federaciones -señaladas como las más radicales al interior de la Confederación de Estudiantes de Chile- donde cuestionan públicamente la opción que tomó la mesa ejecutiva de la Confech de reunirse de emergencia hace unas semanas con el ministro de Educación, Nicolás Eyzaguirre, y sumarse al Plan de Participación Ciudadana que impulsa el Mineduc.

Desinvitados

Antes de decidir estar en el proceso, en la Confech pensaban que este Plan de Participación era menos que el Consejo Asesor y que no aseguraba nada. La presentación no los convencía, pero determinaron que con el cumplimiento de cuatro garantías podrían sumarse al proceso. Uno de ellos emanó justamente de la cuestionada reunión con Eyzaguirre, en medio de la polémica que protagonizó luego de señalar que la gratuidad en la educación superior tendría como límite cuatros años.

Luego de la conversación directa con el ministro, los estudiantes convinieron ingresar. Antes de eso, la Coordinadora de Estudiantes Secundarios (Cones) confirmó su presencia, mientras la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios (Aces) hizo pública su posición de no presentarse al Plan de Participación.

Sin embargo, se encontraron con sobrerrepresentación de actores -en especial de universidades privadas del llamado G8- y desorden en las mesas de trabajo. Eso, además de las versiones encontradas sobre el carácter vinculante del trabajo, que según ellos el mismo Eyzaguirre corrigió en la reunión celebrada en el Mineduc.

“Hay una falta en la metodología que afecta la composición de las distintas mesas, cuáles son las posturas que se evidencian que hay una carga importante de defensa corporativa de algunas instituciones que más que pensar una una institucionalidad para Chile hace una defensa gremial, de intereses creados que creemos no es lo que debiese primar. En cambio, la Confech aboga por una derecho social para todos y no sólo para universitarios”, señaló Melissa Sepúlveda, presidenta de la Fech y una de las dirigentes que ya asistió al proceso.

En la misma línea, Naschla Aburman, presidenta de la Feuc, dice que efectivamente hubo ripios en el inicio del trabajo y que incluso en algunas de las mesas de trabajo del Plan de Participación fueron sacados los representantes que se repetían. “En una se pararon y los echaron. En otra casi se pusieron a llorar y decían ‘que nos desinviten’”, cuenta la dirigente.

La situación generó el reclamo público que hicieron algunos representantes de las universidades privadas posteriores a 1981 que hoy están integradas al proceso de admisión de la PSU (universidades Diego Portales, Alberto Hurtado, Andrés Bello, del Desarrollo, Mayor, Finis Terrae, Adolfo Ibáñez y Los Andes). El viernes pasado, de hecho, dijeron en El Mercurio que el Mineduc los había excluido del proceso y que era un atentado contra el pluralismo dejar sólo a un representante para todo el G8.

Ante esto, la encargada del Plan Nacional de Participación, María Inés de Ferrari, quien ocupó el cargo de Jefa de Gabinete de Eyzaguirre y fue reemplazada por el PPD Harold Correa, hombre de confianza del ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo, dice que “se tomaron las medidas, que igual fue complejo, de ir a decirles que tenían que organizarse, pero que los principios de la participación son la transparencia, el principio de la inclusión, la retroactividad y asegurarse que esté todo y que además, efectivamente que las posturas estén bien representadas”.

Incidencia

Aún así, las críticas entre los estudiantes no se quedan ahí. “También está en cuestionamiento si esto es significativo para el mundo estudiantil, debido al contexto y las declaraciones de distintos actores, incluso del ministro Eyzaguirre, cuando señaló que este no era un espacio vinculante. Luego lo rectificó en la reunión de la Confech, pero todavía quedan algunas cosas y a priori nos parece que es un espacio más bien insuficiente, donde se exponen voluntades muy contrarias. Por eso se espera que el ministerio genere espacios de discusión, espacios de toma de consensos que deben ser con el movimiento social. Se lo dijimos al ministro en la reunión, que aquí se requieren espacios de decisión, de mesas de trabajo, antes que se envíen los proyectos de ley al Congreso”, dijo Sepúlveda.

En la discusión interna, varios dirigentes señalan que el espacio no es el más idóneo para levantar las demandas estructurales que piden, pero la prioridad está en conseguirlas y eso incluye intentar conseguirla por todos los espacios posibles.

Eso no es compartido por el grupo de Quezada y otras federaciones, que señalan que definitivamente no los estudiantes no debieron subirse al plan gubernamental. Los otros, en tanto, que son mayoría al interior del Confech, dicen que en esa reunión fue donde se consiguió la derogación del DFL 2 -una demanda histórica para los estudiantes- y que en ese sentido, era coherente participar en el espacio.

Sin embargo, el acta dice que no se respetó la metodología del proceso, no participaron las organizaciones que se dijeron en un inicio y que la capacidad de resolución del espacio aún no está clara.

Ante eso, los universitarios resolvieron encargar un informe a los integrantes de la mesa ejecutiva que asistieron -Melissa Sepúlveda, Naschla Aburman, Irací Hassler y Ángel Delgado- sirva de base para las discusiones de cada federación y con eso resuelto en el próximo Confech se resolverá la permanencia o no en el Plan.

Quezada dice que esto no debería darse así y que incluso “algunos dirigentes que son miembros de partidos políticos se oponen a salir del Plan y que el denominado por la prensa ‘Bloque de conducción’ no ha querido señalar que asisten como federaciones y no como Confech”.

Ante esto, De Ferrari dijo a The Clinic Online que no correspondía pronunciarse sobre su discusión interna, “pero lo que vamos a hacer nosotros desde el Mineduc es garantizar que este espacio sea transparente y fructífero”.

Con todo, Sepúlveda dicen que “hay cuestiones que se entienden dentro del margen de algo que es nuevo, pero hay otras que atacan cuestiones que se dijeron desde un comienzo y que alteran el análisis que podemos hacer del Plan de Participación”.

Y finalmente agrega que la agenda prioritaria de la Confech está dado con los actores sociales y la rearticulación de la Mesa Social -con quienes hoy realizarán una segunda conferencia de prensa conjunta- y la movilización.

“Sabemos que esa es la principal forma y que los factores de presión son los que terminan primando en las reformas que se van a realizar. Y por eso la importancia que le demos al Plan va a estar dado por la evaluación de si es un espacio completamente fructífero o no”, dijo.

Ver también: Confech expone en Comisión de Educación y asegura que hay que redifinir la calidad

Notas relacionadas