Foto: Agencia Uno

Alessia Injoque, jefa del comando de Paula Narváez: “Hay más cercanía con la DC que con Boric, porque hay una historia común de muchos gobiernos”

De esta forma la activista trans define la posición política de la abanderada socialista. Sin embargo, reconoce que en la Democracia Cristiana “hay un sector que todavía es resistente en temas valóricos”. En este sentido, sugiere que Unidad Constituyente se enfoque en sus similitudes y no sus diferencias, porque “si no consolidamos mayorías, no importa cuánta convicción tengamos”.

A fines de mayo, Paula Narváez decidió dar un giro en la conformación de su comando de campaña presidencial, cambiando a Nivia Palma, ex ministra de Bienes Nacionales del segundo gobierno de Michelle Bachelet, por un rostro más alejado de la ex Concertación.

Así, Alessia Injoque, ex ejecutiva de Cencosud, migrante, activista trans y una de las fundadoras del pacto político Nuevo Trato -que surge con la salida de los diputados Pablo Vidal y Natalia Castillo del Frente Amplio- se convirtió en la nueva jefa del comando de Narváez. Un hecho que la misma Injoque destaca: “hace 30 años no había posibilidad de que alguien como yo hubiese podido estar un espacio de jefatura de campaña.

A eso de las 9:30 am, Injoque pincha un link de Zoom para abordar junto a The Clinic los desafíos de la campaña de su abanderada y las contradicciones internas de Unidad Constituyente, conglomerado que definirá a su candidato presidencial con una consulta ciudadana el próximo 21 de agosto.

Hasta ahora uno de los problemas que tiene Narváez es lo poco que marca en nivel de conocimiento en las encuestas. ¿Qué les hace pensar que pueden revertir esta situación a días de la “Consulta Ciudadana”?

-Es difícil saber quienes van a votar en esta consulta y cómo va a desarrollarse. Pero ciertamente nos interesa que Paula se haga más conocida y este período de la consulta ciudadana ha permitido ir enfrentando eso, porque ya estar dentro de una primaria genera inmediatamente más interés de la prensa. Ha tenido más espacio para entrevistas, más espacio en prensa escrita y, por supuesto, el estar presentes en diferentes territorios, en actos de campaña, genera un interés mayor. A modo de ejemplo: antes de la consulta, nos sentíamos como en un espacio de entrenamiento y ahora sí estamos disputando las clasificatorias para entrar al Mundial. 

-Narváez pidió primarias desde un principio. ¿Era para eso, pasar a ligas mayores?

-Hay dos alcances distintos. Por un lado siempre impulsamos primarias con la unidad de la oposición, lamentablemente no se pudo. Pero esas eran desde la condición de que necesitamos poder articular a la oposición completa en el mismo gobierno para poder garantizar las transformaciones con las que soñamos. El gobierno de Michelle Bachelet con la Nueva Mayoría y otros episodios de la historia, muestran que se necesita una unidad muy amplia en la izquierda para hacer cambios. Pero esa primaria amplia no se pudo y seguimos adelante con esta consulta ciudadana. Por otro lado, impulsamos esta idea de consulta porque lo peor que podría haber pasado era tomar decisiones sin la ciudadanía.

¿Puedo votar el 21 de agosto? Conoce todos los detalles para la consulta ciudadana de Unidad Constituyente

-¿Cómo van a enfocar la campaña en estos últimos 7 días claves de cara a la consulta?

-Esta primaria ha sido en períodos bastante acotados y demandantes. La diferencia principal, y lo que marca la elección en esta primarias, es dónde están las convicciones de los diferentes espacios. Y me parece que las convicciones de Paula han estado siempre en transformaciones profundas. Ese es el espíritu del Partido Socialista, es el espíritu al que nos sumamos a esta candidatura: impulsar cambios que le mejoren la vida a la gente. Así que en lo que queda de campaña vamos a reforzar esas convicciones. Además, el grupo de apoyo que tiene Paula es muy diverso e incluso la apoyan conglomerados que no forman parte de la Unidad Constituyente.

¿La ventaja de Paula Narváez es tener aliados que no formaron parte de la ex Concertación?

-Es importante ver quienes están en el sector, no en el sentido de pensar en evitar funas o cancelaciones, eso no corresponde para una competencia en una misma coalición. Sin embargo, corresponde fijarse en eso respecto de qué ideologías o posiciones tienen y han ido teniendo los diferentes actores que acompañan la campaña. Hace poco salió Ignacio Walker diciendo que fue un error de Bachelet izquierdizarse en su gobierno, mientras que a nosotros nos parece que estuvo lejos de ser un error, que de hecho impulsó reformas que fueron muy importantes. Entonces, por ejemplo, hay un sector de la DC que todavía es resistente en temas valóricos, que por suerte Yasna Provoste recoge, como en temas de Derechos Humanos.

La jefa del comando de Narváez asegura que “sin duda que va a haber disputas dentro de Unidad Constituyente y ojalá que la mayoría de la Democracia Cristiana se sume y presione”

-Respecto a lo valórico, y considerando que el proyecto de despenalización del aborto en las primeras 14 semanas fue rechazado con un voto falangista: ¿Cómo van a gobernar con la DC teniendo opiniones tan distintas en los temas de género?

-Lo que ocurre es que ahí aplicamos la misma visión que cuando queríamos hacer alianza con el FA o el PC: hay que gobernar logrando mayorías. En democracia las convicciones son muy importantes porque nos dan un norte. Pero si no consolidamos mayorías, no importa cuánta convicción tengamos, van a quedar detenidas.

-¿Afecta a la Unidad Constituyente tener sectores con tantas diferencias en materias de género?

-Absolutamente. Tener diferencias siempre genera tensiones. Pero bueno, las diferencias son parte de la política y hay que tratar de resolverlas y, por supuesto, nuestra labor siempre será presionar para que sus decisiones tiendan a ser más cercanas a la nuestra. Porque, finalmente, son demandas muy sentidas; por reconocimiento, por autonomía, por nuestra capacidad de desarrollar nuestros proyectos de vida. Acá yo te hablo no solamente de aborto legal, estoy pensando también en iniciativas como una ley integral trans, eutanasia, entre otras. Sin duda que va a haber disputas dentro de Unidad Constituyente y ojalá que la mayoría de la Democracia Cristiana se sume y presione.

Proyecto de aborto enreda a Provoste: Abanderada golpea la mesa tras ser rechazado con voto DC

-¿Le faltó a Provoste insistir más para conseguir ese voto en su partido respecto al Aborto de 14 semanas en la Cámara?

-Ahí no sabría decirlo porque no sé cuantas gestiones hizo en la interna. Pero la realidad es que no se consiguió ese voto y eso es lamentable, porque le dio una mayoría a la derecha en una instancia en la que era importante mostrar fuerza en la oposición.

Con todas estas diferencias valóricas que muestra la DC, ¿ustedes se hubiesen sentido más cómodos en una alianza con Gabriel Boric?

-En estos ámbitos sí, pero hay otros ámbitos en los que también tenemos diferencias con Apruebo Dignidad. Por ejemplo, el simple hecho de que ellos prefirieron un camino propio y disputar la hegemonía de la izquierda en lugar de buscar la unidad de la oposición para entregarle mayores certezas a Chile. Ahí se marca una diferencia. Nuestro sector, con respecto al Frente Amplio, tiene una cantidad importantísima de puntos en común en los que tenemos que encontrarnos. Por ejemplo, en el tema tributario. Había matices respecto a los grandes programas, pero hay una conciencia clara de que tenemos que reducir la evasión, tenemos que poner royalty, crear impuestos a los súper ricos, etc. Las coincidencias son mucho mayores, lamentablemente esas coincidencias no sirvieron y nos quedamos en una disputa de hegemonía de la izquierda que a la gente no le interesa.

-¿Con quien tiene más similitudes Narváez: Boric o Provoste?

-Es que es un poco difícil decirlo. Es probable que Yasna Provoste presente un programa muy similar al nuestro, no imaginaría algo distinto. Creo que hay bastante cercanía con ambos sectores, pero hay más cercanía con la DC que con Boric, porque hay una historia común de muchos gobiernos y eso ahí no se pierde. Por más que hayan disputas internas, sigue siendo un espacio con el cual nos hemos articulado de forma efectiva durante un período largo, en el cual hay mucha crítica, pero donde se lograron muchas cosas. 

Yo siempre pongo como ejemplo y observación que hace 30 años no había posibilidad de que alguien como yo hubiese podido estar un espacio de jefatura de campaña. Yo no tenía posibilidad de existir como persona auténtica. Por supuesto, esto no es algo que sea atribución específica del mando político, porque es el mundo social con las organizaciones las que han llevado adelante los cambios, pero que han sido apoyados por personas dentro del espectro político.

Sobre la influencia de los sectores más conservadores de la DC, Alessia Injoque dice que “las fuerzas con las que lideras, influyen en cada decisión “.

Carlos Montes dijo que el votante socialista tiene mucha simpatía con el liderazgo de Boric. ¿Cree que los votos socialistas están garantizados para Unidad Constituyente o podrían migrar a Apruebo Dignidad?

-Es difícil saberlo. Hoy día se habla mucho de que el escenario es muy líquido y efectivamente lo es. Cada persona ve su voto y toma decisiones respecto de cómo se desarrollan las campañas hasta el último minuto. Creo que Yasna va a sacar un programa bastante similar al nuestro, muy progresista. Y, en ese sentido, estimo que eso debería retener al votante socialista en Unidad Constituyente, o al menos una parte importante.

Senador Carlos Montes, escudero de Paula Narváez: “Hay valoración y simpatía natural por el liderazgo de Boric en el entorno socialista”

A pesar de que Yasna Provoste tenga postulados más progresistas, ¿crees que gobernar con la DC sea seguir dándole influencia a sus sectores más conservadores?

-Tengo que reconocer que las fuerzas con las que lideras, influyen en cada decisión, porque finalmente nadie quiere comprarse peleas internas a la hora de gobernar. Cuando sabes que tus posiciones están divididas, tratas de evitar llegar a esos temas difíciles o, al menos, hay desincentivos para abordarlos.

-¿Cómo afecta a la unidad de una coalición progresista la influencia de estos sectores más conservadores?

-Por más que se generan tensiones, lo cierto es que la acción responsable es enfocarse en que hay muchos puntos en común y yo estoy segura de que su espacio nos va a ayudar , por ejemplo, a votar para subir la regulación tributaria. Sin embargo, a la hora de enfrentar estas situaciones, siempre hay muchos intereses haciendo presión. Confío en que deberían estar ahí para darnos votos. Lo que nos exige este momento es insistir fervientemente en que avancemos en estas iniciativas de cambios profundos. También tenemos que conformar unidad, coaliciones que nos permitan llevarlas adelante. Parte de ese trabajo es aceptar puntos en los cuales podamos marcar diferencias.

-¿Sufrió un golpe la candidatura de Narváez cuando gran parte de quienes integraron el comando de Heraldo Muñoz como, por ejemplo, el ex ministro Marcelo Mena, deciden migrar a la campaña de Provoste?

-La verdad es que no nos complicó mucho. Pero a mí me llama la atención que haya quienes van cambiando de espacio con tanta flexibilidad. Para mi es algo que no hubiese podido hacer, por lo que representa el proyecto colectivo y por las convicciones que tiene Paula. Me parece, al menos, que es algo que yo no habría hecho. Sin embargo, corresponde a cada una de esas personas explicar el motivo que los llamó a sentirse más cercanas al sector de Yasna. 

Antes de que Yasna presentara su candidatura, se proyectaba como una carta presidencial fortalecida. ¿Cree que eso influyó en que se cambiaran de abanderada?

-Mira, honestamente creo que habría que preguntarle a cada persona que fue lo que influyó en sus decisiones, no podría responder por cada uno de ellos. Lo único que podría decir es que si yo me sumo a un proyecto colectivo, estando dispuesta a dar la lucha ahí, no podría cambiarme, porque finalmente yo me paso a hacer política para cambiar la forma en que funciona. Lo que hago en política es luchar por causas que me motivan, por causas que yo considero justas, por transformaciones que creo necesarias para mejorar la vida de la gente. Esas transformaciones que impulsamos están completamente vigentes en este programa y sigo creyendo que Paula y el Partido Socialista articulan mejor espacio para impulsarla.

Paula Narváez ha dicho que está en contra del cuarto retiro de las AFPs, mientras que hay diputados de su partido que lo apoyan y lo impulsan. ¿Cómo se explica que existan estas diferencias en un tema tan grande como son las pensiones?

-Hay que diferenciar dos cosas. Primero es que los puntos en los que tenemos que estar con mayor acuerdo son aquellos sobre los Derechos Humanos. En este caso el tema de los retiros no está necesariamente ligado a las pensiones, porque el compromiso respecto de las pensiones en nuestro programa sigue vigente, aunque indudablemente contar con menos fondos en las cuentas individuales va a tener mayor influencia en las pensiones futuras, no lo voy a negar. Pero son espacios en los que pueden haber diferencias y discusión. 

Sobre la salida de personas desde el ex comando de Heraldo Muñoz al de Yasna Provoste, Injoque dice que “me llama la atención que haya quienes van cambiando de espacio con tanta flexibilidad”.

-¿Esos diputados que impulsan el retiro están jugando con la calculadora en la mano?

-Me parece injusto presentar esa posición. Efectivamente en estos temas hay diferencias, pero estamos partiendo con la discusión. Además, es un tema en curso, porque aún están definiendo cuáles son las otras formas y otras acciones que se van a afrontar y con las que va a dar apoyo el gobierno. Entonces, me parece razonable que se discuta y esa es la labor del Congreso. La gente enfrenta importantes dificultades, aún las pymes están con la soga al cuello. Hay que empezar a ver cuáles son las soluciones que se presentan, antes de pensar en que otra vez las y los trabajadoras paguen la crisis.

-Entonces, ¿Narváez sigue pensando que insistir en los retiros “es pan para hoy y hambre para mañana?

-Paula lo que está pensando es efectivamente en una visión de futuro en la cual queremos un sistema de pensiones robusto y, por supuesto, los ahorros hacen que sea más robusto. Creo que esas palabras que dijo fueron muy duras, pero para mi, realmente hay veces en las cuales, cuando no hay otras alternativas, se tiene privilegiar el corto plazo, porque las personas necesitan hoy pagar sus arriendos y sus hipotecas. Hoy día las exigencias y la presión tienen que estar para que este apoyo a las familias, a las pymes y a los demás espacios que requieren ayuda, vengan desde el gobierno. 

-¿Qué crees que faltó en el pasado gobierno de Bachelet para mejorar la vida de las disidencias sexuales?

-Lo único que haría sería un reconocimiento al gobierno de la presidenta Bachelet, porque tuvo varios hitos importantes en relación a las disidencias y que impactaron fuertemente. Por un lado, tomó el proyecto que había presentado desde el Presidente Piñera sobre vida en pareja, que era un trámite notarial, no era un estado civil, no era un reconocimiento como familia, solo era un trámite notarial. Bachelet lo convirtió en un reconocimiento a las familias. Es una ley completamente diferente, con un significado mucho más fuerte y con una visión que realmente incluía mucho mejor a las diversidades sexuales. Después le dio urgencia a la Ley de Identidad de Género. Entonces, a Bachelet hay que reconocerle el impacto que tuvo en un cambio cultural respecto a cómo se enfrenta a las discusiones de diversidad.


También puedes leer: Evitar el fuego amigo: cómo la DC logró alinear a casi toda su bancada en la acusación contra Figueroa

Volver al Home.

Comentarios