Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Política

23 de mayo de 2022

De Guachupé a La Moneda: Nelson Alveal, el discreto articulador de cada salida a terreno del Presidente Boric

Nelson Alveal y el Presidente Boric se conocen desde el movimiento estudiantil en la U. de Chile.

Desde las gestiones de las marchas estudiantiles del 2006, pasando por la batería de Guachupé y de ahí hacia La Moneda. Ese es el recorrido que ha hecho el Director de Programación de Presidencia, Nelson Alveal, quien no sólo es amigo cercano al Presidente Boric, sino también un hábil gestor de bajo perfil, reconocido por toda la joven generación de autoridades y funcionarios de gobierno que este año desembarcó en el Ejecutivo. 

Por

El 21 de Abril, un mes y diez días después de asumir la presidencia, un piedrazo sorprendió al Presidente Gabriel Boric. Si bien el proyectil terminó impactando a su jefe de gabinete, Matías Meza-Lopehandía, en los registros audiovisuales se ve al personal de seguridad del Mandatario reaccionar con celeridad para guiarlo hasta el interior del edificio de la Intendencia Regional de Coquimbo en La Serena. Según algunos presentes, en el equipo de la gobernación dominaba la ansiedad debido a una natural sensación de inseguridad.

Ahí, en medio de la confusión ante el intento de agredir a un Presidente, se alzó la figura de Nelson Alveal, Director de Programación de Presidencia y ex baterista de la banda de cumbia Guachupé. Según testimonios recogidos por este medio, Alveal bajó la pelota al piso y gestionó las emociones de los presentes: “componer la compostura y generarles seguridad a los asistentes”, recuerda una fuente a The Clinic.

Así, luego que se calmaron los ánimos, el Presidente defendió su estilo cercano con la ciudadanía y cerró el asunto pasando a la ofensiva: “si alguien cree que me puede amedrentar o cambiar la forma en que queremos gobernar, está muy equivocado”, afirmó.

El hecho, según fuentes de Palacio, no cambió la forma de organizar las salidas del Presidente a actos públicos, pero “lo que cambió es tener gente que sea capaz de visualizar esas situaciones…y Nelson es uno de ellos”, dicen en La Moneda.

Gestor en las sombras de las marchas estudiantiles del 2006

Es fácil notar a primera vista las trayectorias políticas que existen entre algunos personeros de gobierno y la generación que se forjó políticamente en la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (Fech) en los albores del movimiento estudiantil, desde la segunda mitad de los años dos mil. 

Ahí, cobran especial importancia los colectivos que llegaron a la presidencia de la Fech de la mano del movimiento Izquierda Amplia entre los años 2005 y 2007. A saber: el presidente de la federación el 2005 fue el ingeniero Felipe Melo, quien fue nombrado en Marzo por Boric como director del Servicio Civil. El actual ministro de Economía, Nicolás Grau presidió la Fech al año siguiente, mientras que el sociólogo Giorgio Boccardo, quien estuvo a la cabeza de la federación el 2007, es hoy subsecretario del Trabajo.

“Pero si uno hace doble click a esas Fech, aparecen personas que no tuvieron esa misma relevancia pública. Pero a los que nos tocó verlo de cerca y ayudar con el proceso, es súper claro que eran indispensables en los éxitos y aciertos que lograban tener esas federaciones”, afirma el abogado e investigador de Nodo XXI, Francisco Arellano, quien concluye arrojando luces sobre una figura fundamental que permaneció —y permanece— en las sombras de la generación que ahora está en La Moneda. “Ahí el nombre de Nelson Alveal es de los primeros que salen”, añade Arellano. 

Alveal, oriundo de la comuna de Maipú, ingresó a la Universidad de Chile a principios de los años dos mil a estudiar Sociología, carrera que dejó al cabo de dos años para ingresar a Derecho, también en la Casa de Bello. Fue en los pasillos de la facultad de Pío Nono donde, además de conocer al Presidente cuando éste ingresó el 2004, asumió un papel fundamental en el movimiento estudiantil del 2005 que ya emergía con fuertes cuestionamientos hacia la política educacional de la ex Concertación que apuntaban -por ejemplo- al Crédito con Aval del Estado.

En medio del intento de agredir al Presidente Boric con un piedrazo en La Serena, se alzó la figura de Nelson Alveal, Director de Programación de Presidencia y ex baterista de la banda de cumbia Guachupé. Según testimonios recogidos por este medio, Alveal bajó la pelota al piso y gestionó las emociones de los presentes: “componer la compostura y generarles seguridad a los asistentes”, recuerda una fuente a The Clinic.

Ahí, al alero del movimiento “Autónomos” en el que militó Boric y la actual ministra de Bienes Nacionales, Javiera Toro, Alveal fue encargado del Centro de Extensión Artístico Cultural de la Fech durante las tres presidencias que ostentó Izquierda Amplia entre el 2004 y el 2007. 

Lejos de los megáfonos y de los discursos grandilocuentes, ese cargo tenía una importante connotación política para la efervescencia estudiantil que comenzaba a marcar la pauta en el debate político. Esto, precisamente, por la fuerte presencia que logró el movimiento universitario en las calles, con un crítico diagnóstico al modelo socioeconómico de la Transición.

“Cada vez que la Fech hacía una marcha, la persona que gestionaba los recursos, infraestructura, permisos con la Intendencia y coordinación con Carabineros, era Nelson. Y ese tipo de cosas no pueden salir mal, tiene que ser alguien de mucha confianza quien lo haga, con mucha capacidad de producción y mucha eficiencia. Y Nelson siempre fue eso para toda esa generación”, agrega Francisco Arellano.

Con todo, el ascendiente de Alveal en el movimiento estudiantil tiene otra arista imposible de obviar: su participación en la banda de cumbia Guachupé en calidad de baterista. Acaso la banda sonora por excelencia de la generación que se forjó en las marchas estudiantiles, donde lograron consolidar una de las fanaticadas más fieles y que tuvo entre sus filas al propio Presidente Boric.

Guachupé armó una base de jóvenes que eran también los del 2006 y 2011. Y lo que Guachupé hacía era hablarles de sus problemas, de la experiencia de entrar al mundo laboral, de sentir un sistema político cerrado y sin espacios para expresarse. Toda la cultura de barra que se construyó alrededor del grupo, era el espacio de estos jóvenes para poder hablar de esto, encontrarse en esos malestares y darle sentido a las cosas que les pasaban”, rememora Arellano sobre la extinta banda cuyos seguidores lograron equipararse a una hinchada futbolera, ostentando camisetas y lienzos de ese tenor.

Una banda que, por ejemplo, era número habitual en la salsoteca Maestra Vida, lugar de encuentro de los salseros progresistas, donde buena parte de esa generación de dirigentes estudiantiles -Camila Vallejo, Izkia Siches, el mismo Presidente Boric con menor intensidad- se dejaba caer para bailar los ritmos afrocubanos, ya sea en versión caribeña o chilena. Eran años donde la banda era presentada por el emblemático «El Gran Vitoko», ex alumno y actor social de Derecho de la U. de Chile.

“Lo que me llamaba la atención de cuando Guachupé tocaba en Maestra Vida, era que Nelson era el más quitado de bulla. Compartía con todos, pero no era de los que se quedaba carreteando con los músicos después de la tocata”, recuerda Felix Kof, miembro del estaff del emblemático recinto salsero. 

Guachupé en la versión 50 del Festival del Huaso de Olmué. En el extremo izquierdo, Alveal a cargo de la sección rítmica de la banda. Olmué, 17 de enero de 2018. FOTO :PABLO OVALLE ISASMENDI/ AGENCIAUNO

“Si hay que resolver problemas, el primero al que uno llama es a Nelson”

Luego del movimiento estudiantil del 2011, Alveal mantuvo su cercanía con la generación que más tarde habría de fundar el Frente Amplio, tanto en calidad de amigo, como de productor de eventos y en el oficio de músico. De hecho, Alveal actualmente milita en Convergencia Social, aunque no sea un adherente activo en la orgánica interna del partido del Presidente Boric.

“Nelson siempre ha sido muy cercano a los grupos que estuvieron en el proceso de esa generación. Siempre ha sido alguien muy consciente de la necesidad de cambios y de ponerse a disposición con esa capacidad que él tiene de gestión, administración y de organización”, profundiza el investigador de Nodo XXI, quien destaca también el papel de La Guachu en el proceso: “una banda a la que siempre las generaciones de estudiantes del FA sabían que podían llamar para organizar eventos era Guachupé”.

“Cada vez que la Fech hacía una marcha, la persona que gestionaba los recursos, infraestructura, permisos con la Intendencia y coordinación con Carabineros, era Nelson. Y ese tipo de cosas no pueden salir mal, tiene que ser alguien de mucha confianza quien lo haga, con mucha capacidad de producción y mucha eficiencia. Y Nelson siempre fue eso para toda esa generación”, agrega Francisco Arellano, actual director ejecutivo de Nodo XXI.

Con todo, fue su capacidad de gestión y de producción la que llevó a Alveal a suspender sus labores de producción musical para sumarse a la campaña presidencial de Gabriel Boric en el 2021.

“Es una capacidad instalada y conocida en el ámbito. Si hay que resolver ese tipo de problemas, el primero al que uno llama es a Nelson y si él no puede, ahí hay que buscar a alguien más”, menciona Arellano, quien añade que “para toda la generación que viene de la Fech es alguien de absoluta confianza, muy leal, pero además es alguien que te resuelve los problemas”.

Por esto, al momento de que el Presidente armara a su equipo más cercano, Alveal fue un nombre natural para desembarcar en la jefatura de Programación de La Moneda. En este espacio, las fuentes de Palacio aseguran que ha impreso un sello cercano con la ciudadanía, en el cual trabaja “de abajo hacia arriba”. Después de todo, es el encargado de acercar al Presidente con “la calle”, donde ha debido sintetizar los resquemores propio de los equipos de seguridad del Mandatario. 

Habla con todos, desde el guardia o la señora que tiene un puesto de agua al lado del lugar donde se va a hacer el acto”, afirman las fuentes.

Así, en La Moneda Nelson Alveal ha formado un binomio fundamental junto a la administradora de Palacio, Antonia Rozas, quien coincide en el estilo del baterista, alejado de la primera línea y de bajo perfil. 

“Antonia siempre ha sido la persona que pone la pelota en el suelo respecto de las posibilidades materiales y los recursos para llevar a cabo algo. En ese mismo dibujo, Nelson es el que lleva a cabo eso. Son los dos músculos de un mismo esquema”, aseguran en La Moneda.

Nelson Alveal es un hombre de confianza del Presidente Boric y se conocen desde el movimiento estudiantil. 21 de Mayo del 2022, Valparaíso.

19 de Diciembre: la tesis de una celebración multitudinaria

Uno de los hitos que las fuentes más destacan sobre la capacidad de gestión de Alveal, es la multitudinaria celebración que se llevó a cabo en la Alameda luego del triunfo en segunda vuelta del Presidente Boric, aquel 19 de Diciembre del 2021.

Ese día habían dos tesis contrapuestas sobre lo que debía ser la celebración del triunfo. Por un lado, los personeros políticos que estaban a cargo de la campaña, eran de la idea de que el acto para festejar el triunfo se llevara a cabo en un escenario ubicado entre las calles Santa Rosa con Diagonal Paraguay, frente a un público que, estimaban, sería de cinco mil a diez mil personas. 

Las fuentes recuerdan que en esta línea, en la cual se encontraría el entonces jefe de campaña, Giorgio Jackson, se esperaba que el acto finalizara con un par de discursos, “tras los cuales la gente se iba a ir feliz para la casa y todo bien”, señala una fuente.

“Y Nelson siempre mantuvo la postura de que esto era un espacio familiar de encuentro, un espacio gigante de celebración de algo inédito”, afirman en Palacio. 

Con todo, la tesis que no dimensionó la real magnitud de la celebración se impuso hasta las siete de la tarde de ese domingo, es decir, hasta que se publicó el cómputo del 50% de las mesas nacionales escrutadas. Entonces Boric lideraba una amplia ventaja de casi un millón de votos por sobre su contrincante del Frente Social Cristiano, José Antonio Kast.

En ese momento, mientras los mesurados personeros de la campaña de Boric veían con estupor las olas de personas que comenzaban a copar la Alameda, no les quedó otra que aceptar que la celebración pintaba para grande.

Con el visto bueno, Alveal comenzó a llevar a cabo su plan en tiempo récord y montó un escenario de dieciocho metros por ocho, en el que desfilaron músicos desde Gepe, Ana Tijoux y Roberto Márquez. Un amplio cruce generacional que al día siguiente acaparó la atención de la prensa internacional por la magnitud de la celebración.

Las salidas a terreno del Presidente Boric son monitoreadas de cerca por Nelson Alveal. 21 de Mayo del 2022, Valparaíso.

Gira a Argentina: “gambetear” las tensiones entre Fernández y Kirchner

Las fuentes también señalan que el viaje a Argentina que el Presidente Boric realizó la semana del 03 de Abril, fue otro hito en el que Alveal lució su capacidad de gestión.

En el país trasandino, el ex baterista de Guachupé tuvo que hacerse cargo de una doble dificultad: dar el salto internacional al coordinar la producción del periplo con la Cancillería Argentina, organizando la visita de tal modo que la animosidad existente entre el presidente argentino Alberto Fernández, y la vicepresidente Cristina Fernández de Kirchner, no empañara el primer viaje al exterior del novel mandatario chileno.

«Para toda la generación que viene de la Fech es alguien de absoluta confianza, muy leal, pero además es alguien que te resuelve los problemas (…) Habla con todos, desde el guardia o la señora que tiene un puesto de agua al lado del lugar donde se va a hacer el acto”, afirman las fuentes».

Las fuentes señalan que la creatividad de Alveal hizo que este enfocara las apariciones públicas del viaje en la relación cotidiana que tiene el Presidente Boric con su par argentino, en donde el fútbol y la melomanía son temas que tienen en común ambos gobernantes. “Lo planteó como un espacio íntimo y sacó el conflicto particular que tienen las autoridades argentinas de ahí. Fue bastante astuto, la verdad”, reconocen desde Palacio.

En ese sentido, parte de la complejidad del encuentro diplomático radicó en las definiciones disímiles que ambos mandatarios han definido respecto a la política internacional. “Nelson tuvo que articular un espacio cómodo para el Presidente, quien ha sido categórico respecto a Rusia al igual que los argentinos que están con Fernández, versus los que están con Cristina que son más pro rusos”, cuentan en Palacio.

Fue así que esa gira de Boric a Argentina haya finalizado con un encuentro musical en el Centro Cultural Kirchner, con el presidente Fernández como anfitrión. Allí, nuevamente Alveal dejó su huella coordinando la presentación de una veintena de artistas, desde Manuel García, Inti Illimani y Nano Stern, hasta los argentinos Nahuel Pennisi, Teresa Parodi y Manu Sija. Una operativa que, por cierto, a Alveal le resultó más que familiar. 


Notas relacionadas

Deja tu comentario