Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Datito

8 de Noviembre de 2022

Navidad y Año Nuevo en modo inflación: Guía para ahorrar (o gastar un poco menos) en las fiestas de fin de año

Compras navideñas en fin de año Archivo / Agencia UNO

Stefan Larenas, presidente de la Organización de Consumidores y Usuarios (ODECU), entrega algunas recomendaciones para no gastar tanto en graduaciones, regalos de Navidad y las comidas familiares del cierre de este 2022.

Por

Durante este martes 8 de noviembre el Instituto Nacional de Estadísticas entregó una nueva actualización del Índice de Precios al Consumidor (IPC), que anotó un aumento del 0,5% en octubre. Es decir, los precios en Chile siguen en un proceso de inflación, aunque esta vez fue por debajo de lo esperado.

En el detalle, fueron los alimentos, las bebidas no alcohólicas y el transporte los segmentos que más vieron incrementos en sus costos para las personas. Todo, en un contexto donde ya las familias empiezan a preparar las celebraciones de fin de año.

Noviembre y diciembre es una época donde las familias de nuestro país se llenan de celebraciones: entre graduaciones, cierre de año en las oficinas, matrimonios, Navidad y Año Nuevo.

Por eso, en The Clinic conversamos con Stefan Larenas, presidente de la Organización de Consumidores y Usuarios (ODECU), para que entregara consejos a la ciudadanía y que pudieran ahorrar -o gastar un poco menos- en estas festividades del último tramo de este 2022.

Mesura en Navidad

A pesar de que los analistas esperaban un aumento de 0,9 en el IPC, sólo llegó hasta 0,5 en el mes pasado. De esta forma, la inflación interanual volvió a moderarse, y solo se ubicó en un 12,8%. Lo que, sin embargo, sigue devaluando el salario real de los chilenos.

Por eso, Larenas advierte que si bien “hoy día (el IPC) puede ir levemente a la baja, todavía hay una inflación creciente que puede verse en la canasta básica de alimentos de consumo”.

“En ese sentido, es evidente que las expectativas para esta Navidad tienen que mesurarse”, agrega.

Rituales más austeros

Otra de las ideas que lanza el dirigente es que “hay un rito que las familias nunca se van a perder, como esto de la graduación”. En esa línea, vuelve a ocupar el mismo concepto clave para ahorrar en las compras de fin de año: mesura.

“En vez de arrendar el Club Hípico o una cancha, tiene que haber una idea general, como existió en algún momento, de colaboración. Hay que mantener esto en la cabeza y en vez de ir a una fiesta con animadores y más parafernalia, se puede hacer un ritual mucho más austero. Eso es lo principal”, sostiene el dirigente.

Regalos y Black Friday

En términos de regalos para la Navidad, Larenas pone el punto de que, por ejemplo, las compras tecnológicas suelen pagarse en cuotas mediante tarjetas que “el retail ha masificado”. En esa línea, menciona que productos como televisores, computadoras o tablets, suelen adquirirse entre ocho y diez cuotas.

“Lo importante”, dice, es que “el crédito no es una prolongación de mi salario. Además, que mientras más cuotas, más caro va a salir. Entonces la persona para satifacer su necesidad de consumo inmediato -en este caso regalarle algo a su hijo-, tiene que tener en cuenta que va a ser un dolor de cabeza para mañana”.

Consultado sobre si el Black Friday del próximo 25 de noviembre puede ser una buena opción para comprar regalos, señala que “suelen ser una oportunidad cuando se cumple lo prometido. Pero hay que tener cuidado y no marearse con las ofertas, porque muchas veces los precios (con los intereses de las tarjetas) no son tan lindos como uno creía. Hay que cotizar”.

También menciona la importancia de la calidad de los juguetes que se regalan a los más pequeños. “No puedo comprar porquerías que van a durar dos días. Por lo menos que tenga una durabilidad garantizada”, explica.

Alimentos al por mayor

Sobre los gastos que pueden haber en comidas y celebraciones familiares, el especialista señala que lo más importante es “tener claridad y no gastar por encima de sus posibilidades (…) todos debemos tener en cuenta que la vaca gorda se acabó y no sabemos si va a venir de nuevo o no”.

Por otra parte, recomienda comprar al por mayor. “Lo de la comida es complicadísimo, porque los insumos están subiendo todos los días. Sin embargo, la gente suele abastecerse en las compras al por mayor o van a la Vega. Ahí la idea es que se puedan abastecerse no para el fin de semana, sino que para todo el mes, o 15 días por lo menos”, propone Larenas.

Aguinaldo y proyección a futuro

Una clásica ayuda para los chilenos en estos tiempos de los empleadores son los aguinaldos de fin de año. Y aunque Larenas dice que ayudan, hay que tener ojo.

“Hay que pensar que después de Navidad vienen las vacaciones, y en marzo el colegio, el pago de patentes, etc”, sostiene.

“En definitiva, el punto central de hoy es que tenermos que apretarnos el cinturón. De lo contrario, el sobreendeudamiento del próximo año va a ser muy grande”, concluye.

Notas relacionadas

Deja tu comentario