figuras del estallido

Agencia Uno

18-O: ¿En qué están siete rostros clave del estallido social?

El 18 de octubre del 2019 cambió a Chile para siempre. Con el paso del tiempo, también lo hicieron los rostros que protagonizaron el estallido social. Aquí el derrotero de siete de ellos, que incluye elecciones a la Convención Constituyente, procesos judiciales, la posibilidad de una Comandancia en Jefe, una inminente acusación constitucional, candidaturas parlamentarias y una lucha activista.

Hace dos años las movilizaciones sociales estaban en pleno apogeo. El salto de los torniquetes y las protestas motivadas por el alza de 30 pesos en el precio del pasaje del Metro motivó a cientos de miles de personas anónimas a protestar en las calles. No sólo alegaban por el alza de precios, sino que también por los que consideraban 30 años de injusticias y abusos por parte de quienes detentaban el poder.

Poco se sabe de los primeros manifestantes del 18 de octubre del 2019, la mayoría de ellos estudiantes que se saltaron los torniquetes del transporte público y que más que ser representados por un liderazgo unipersonal, actuaron como un grupo, una masa donde todos representaban lo mismo y ninguno tenía mayor o menos valor.

A medida que los días avanzaron, las movilizaciones comenzaron a tener rostros reconocibles. Ya no eran miles sino millones los que salían a la calle, algunos de ellos universitarios como Gustavo Gatica, quien perdió su visión tras ser atacado con perdigones por carabineros y quien se convirtió en un símbolo de los cientos de heridos por trauma ocular a causa de la represión policial.

También las movilizaciones sumaron personajes que parecían sacados de la imaginación: un hombre fornido usaba un disco pare como escudo, un dinosaurio corría arrancando del carro lanzaguas, un spiderman que movía sus nalgas como forma de protesta y una transportista escolar disfrazada de Pikachu se convertía en viral tras caerse en una manifestación. Ella llegaría a la Convenci´on Constituyente.

La imaginación de ellos, eso sí, quedó corta al lado de la de Rodrigo Rojas Vade, un hombre que se transformó en símbolo de la lucha contra el cáncer y que marchó durante el estallido con un cuerpo frágil y, supuestamente, enfermo de leucemia. Fue electo después como constituyente en la Convención Constitucional. Su mentira -nunca fue un paciente oncológico- es una mancha para el proceso y también para la confianza de los miles que creyeron en él y solidarizaron con su falsa condición de salud.

Otros protagonistas fueron uniformados que dañaron a manifestantes. Uno de ellos es Claudio Crespo, quien espera en libertad el juicio contra las agresiones que cegaron a Gatica. Otro es Patricio Maturana, a quien la Fiscalía pide 12 años de prisión por las agresiones con una bomba lacrimógena en contra de Fabiola Campillai, una mujer que se dirigía a su trabajo en Carozzi y que hoy, luego de perder tres de sus sentidos por la agresión, se encuentra en campaña para llegar al Senado.

Otra figura del estallido fue el presidente Sebastián Piñera, quien aseguró que la manifestación era equivalente a un conflicto bélico. “Estamos en guerra contra un enemigo poderoso, implacable, que no respeta a nada ni a nadie, que está dispuesto a usar la violencia y la delincuencia sin ningún límite”, vociferó en los primeros días de la manifestación.

Piñera y su gobierno fueron cuestionados internacionalmente por el actuar de las instituciones policiales durante las manifestaciones. No sólo eso: hay una investigación en curso a raíz de cinco querellas contra el Presidente Piñera, además del exgeneral director de Carabineros Mario Rozas, y los ex ministros del Interior Andrés Chadwick y Gonzalo Blumel –entre otras autoridades–, por sus eventuales responsabilidades en supuestos delitos de lesa humanidad ocurridos durante el estallido.

Por las eventuales responsabilidades del Presidente, un grupo de parlamentarios presentó una acusación constitucional en su contra en diciembre del 2019. Fue rechazada en la Cámara de Diputados. Hoy, diez meses después, el mandatario enfrenta una nueva acusación constitucional tras los antecedentes que vinculan con el cuestionado caso compraventa de la minera Dominga.

Gustavo Gatica: El activismo como lucha

27 de Julio de 2021/SANTIAGO A pocos días de que se cierre el plazo de investigación por el caso de Gustavo Gatica (30 de julio), quien quedó ciego a consecuencia de los disparos de la policía durante una protesta en el marco del ‘estallido social’, Amnistía Internacional realiza la entrega de más de 205.000 firmas reunidas para exigir justicia en su caso. FOTO :CRISTOBAL ESCOBAR/AGENCIAUNO

El estudiante de Sicología tenía 21 años el 8 de noviembre del 2019, cuando fue herido por balines en sus dos ojos. Estos habrían sido disparados por el exteniente coronel de Carabineros Claudio Crespo Guzmán, quien hoy está imputado como el autor de los disparos que dejaron ciego al joven.

Las lesiones a Gatica ocurrieron en un contexto donde se registraron más de 200 casos de lesiones oculares en el marco de la manifestaciones sociales. La agresión al universitario fue de las más graves. La noticia recorrió el mundo.

A partir de su ceguera, Gatica ha debido rehacer su vida. Hoy cursa los últimos semestres de Sicología en la Universidad Academia de Humanismo Cristiano.

Aprendió a leer braille y a usar bastón. Además se ha mantenido en contacto con otras víctimas de represión policial. Sobre ese punto, junto a amigos creó un sitio de memoria llamado Evadiendo.cl, el que según su sitio web busca: “establecer relaciones de apoyo mutuo entre las personas afectadas por este modelo injusto y, por sobre todo, ir en ayuda de las víctimas del accionar represivo de los agentes del Estado”.

A través de Evadiendo, Gustavo creó dos programas de entrevistas: Música en resistencia y Comedia en Resistencia, los que fueron conducidos por Natalia Valdebenito y Héctor Morales; y que en cada capítulo contó con la participación de un sobreviviente del estallido y un artista invitado. En ese espacio, por ejemplo, participaron Fabiola Campillai y Anita Tijoux.

Pese al reconocimiento público de Gustavo Gatica, el joven ha preferido mantener un bajo perfil. A principios de año reconoció que varias organizaciones sociales lo impulsaron a candidatearse a la Convención Constituyente. Sin embargo, él desechó esa idea.

Nunca me ha gustado como la política institucional, partiendo por las reuniones que son tan largas. Y la política, no sabes si el que está al lado tuyo está porque le conviene estar ahí o es una persona de confianza. No me gusta moverme así”, comentó al respecto en una entrevista en el programa de YouTube “La verdad también se inventa”.

Tía Pikachu (Giovanna Grandón): De viral a la Convención

17 DE MAYO DE 2021/SANTIAGO Giovanna Grandón conocida como la “Tía pikachu” celebra su triunfo como constituyente en la Plaza Italia. FOTO: DANIEL ARAYA MARTIN/AGENCIAUNO

Giovanna Grandón, más conocida como la Tía Pikachu, se hizo nacionalmente conocida luego de participar en las protestas sociales, personificando al protagonista de la serie animada japonesa Pokemón.

La historia de la mujer tras el disfraz, que se convirtió en un viral luego de caerse mientras protestaba, fue contada en The Clinic. Allí la transportista escolar y vecina de Lo Hermida contó que el disfraz llegó a sus manos por un error: su hijo menor, de siete años, había agarrado el teléfono de su pareja y sin que se dieran cuenta compró con la tarjeta de crédito casi 600 mil pesos en objetos por Aliexpress, entre ellos el icónico traje amarillo.

La fama de la Tía Pikachu estalló tras el viral. Incluso fue parte de la rutina de Stefan Kramer en el Festival de Viña del Mar de ese año. El reconocimiento a partir de allí pasó a ser electoral.

En mayo de este año, Giovanna Grandón fue electa como constituyente por la Lista del Pueblo en el Distrito 12, siendo la cuarta mayoría y obteniendo 20.831 votos.

Hace una semana, ya como autoridad de la Convención Constitucional, volvió a la Plaza Italia para protestar, pero en el lugar fue agredida por un grupo de manifestantes

“Podré equivocarme, pero nunca jamás traicionaré mis valores, mis ideales, a mi clase trabajadora. La jornada de hoy fue difícil y especialmente dura para mí. Un grupo de personas comenzaron a gritarme, insultarme, me escupieron, me tiraron cerveza, botellas, piedras, y me golpearon” , señaló tras el ataque.

Javier Iturriaga: Del “no estoy en guerra” a carta a la Comandancia en Jefe del Ejército

FOTO: SEBASTIAN BELTRAN GAETE/AGENCIAUNO

Durante el estallido social se desempeñó como jefe de la Defensa en la Región Metropolitana, rol en el cual es recordado por su frase “Soy un hombre feliz, no estoy en guerra con nadie”, la cual fue leída como rectificación de una declaración que poco antes había hecho el Presidente Piñera. Cuando dejó esa función, Javier Iturriaga retomó su puesto en el Comando de Educación y Doctrina del Ejército.

En noviembre pasado, el presidente Piñera lo nombró como titular del Estado Mayor Conjunto de la Defensa. Según cercanos al general, eso se leyó como un espaldarazo tras su buena gestión en los días que sucedieron al 18 de octubre. En esa época, la encuesta Cadem difundida en octubre del 2019 mostró una altísima aprobación pública a su figura, con un 47%.

Sobre el nombramiento de Iturriaga como titular del Estado Mayor Conjunto de la Defensa, el ex ministro de Defensa Mario Desbordes señaló a The Clinic en marzo pasado que: “Al momento de hacer el proceso anual de los altos mandos, que coincidió con el paso a retiro del jefe del estado mayor anterior, vimos las distintas alternativas y surgió de inmediato el nombre del general Iturriaga. Me parecía la persona indicada, por su hoja de vida, experiencia de más de 30 años de servicio, y por su desempeño durante el estallido, donde demostró gran criterio”

Hoy Iturriaga es la tercera antigüedad de la institución castrense; de hecho, en diciembre del 2020 recibió la “Gran Estrella Ejército de Chile al Mérito Militar” por sus 40 años de servicio.

Sus décadas de servicio, sumadas al reconocimiento tanto en el mundo militar como el político, hacen que el nombre de Javier Iturriaga sea uno de que más suenan para suceder al Comandante en Jefe, Ricardo Martínez, quien se desempeñará en el cargo hasta marzo de 2022

Fabiola Campillai, hoy candidata a senadora

02 de Julio de 2021/SANTIAG0 Fabiola Campillai en compañía de su abogada y el diputado PS Leonardo Soto se reúnen con el general director de Carabineros, Ricardo Yáñez, con el objetivo de hacer presente la falta de acciones por parte de la institución para colaborar de manera efectiva en la investigación de su caso. FOTO :CRISTÓBAL ESCOBAR/AGENCIA UNO

El caso de Fabiola Campillai es uno de los más simbólicos de los atropellos a los derechos humanos por parte de los agentes del orden en el contexto del estallido social. El ataque no se dio en el contexto de una protesta o marcha: la trabajadora fue atacada cuando salió de su casa junto a su hermana en San Bernardo, para ingresar al turno donde trabajaban en la empresa de alimentos Carozzi.

La agresión que cegó a Fabiola para siempre ocurrió a cuadras de su vivienda: estaba en un paradero de transporte público cuando desde un grupo de carabineros que vigilaba el lugar se lanzó una bomba lacrimógena que la impactó en pleno rostro.

Fabiola perdió la visión de ambos ojos debido al estallido de ambos globos oculares. Las fracturas de huesos en su cara y cráneo le provocaron además la pérdida del sentido del olfato. Por la agresión hay un formalizado: el ex capitán de carabineros Patricio Maturana, quien es investigado por el delito de apremios ilegítimos y por lo cual la Fiscalía solicita 12 años de prisión.

Tras casi dos años de los hechos, Campillai -activista social sanbernardina- se ha transformado en un emblema. Hoy busca llegar al Senado en las elecciones parlamentarias de noviembre próximo. Lo hará como independiente, sin apoyos de partidos políticos ni movimientos. Debió conseguir 13.686 firmas para postularse como independiente, cifra que superó.

Dentro de las temáticas que promete abordar en el Senado, se encuentran “los temas principales planteados por la revuelta”. Es decir, pensiones dignas, el fin de las AFP, el fin del endeudamiento educativo, la recuperación de los recursos naturales y la justicia y reparación para las víctimas de la represión en el contexto del estallido social, así como la liberación de los llamados “presos de la revuelta”.

Rodrigo Rojas Vade, la mentira que manchó a la Convención

13 de septiembre de 2021/Santiago Rodrigo Rojas Vade llega al cuartel de la PDI FOTO: KARIN POZO/AGENCIAUNO

Rodrigo Rojas Vade, conocido como el pelado Vade, era un manifestante cualquiera de las protestas en la Plaza Italia, el epicentro de las revueltas sociales que comenzaron el 18 de octubre de 2019. 

Con el paso de los días, sin embargo, su figura fue tomando notoriedad. Y se transformó en uno de los líderes de las manifestaciones, con un discurso basado en su propia historia: la lucha contra una leucemia que lo dejó llenó de deudas y que desnudaba las desigualdades del sistema de salud chileno.

Con la validación de la movilización social en sus hombros, Rodrigo Rojas Vade postuló a la Convención Constitucional, una solución política a la crisis social que se evidenció en el país y que podrá fin a la Constitución redactada en dictadura.

El 16 de mayo pasado Rojas Vade fue uno de los 27 electos por la Lista del Pueblo: obtuvo la tercera mayoría del Distrito 13. Su rol en la Convención fue protagónico, recibió algunos apoyos para presidir el órgano, e incluso se transformó en uno de sus siete vicepresidentes.

Sin embargo, a dos meses de asumir el cargo, una investigación del La Tercera reveló el gran mentira del convencional: nunca estuvo enfermo de cáncer.

La Fiscalía abrió incluso una investigación tras la denuncia que la misma mesa directiva de la Convención Constitucional hiciera en su contra.

“No volveré a asistir, conectarme de forma remota o participar de ninguna otra votación, independiente de mi estado de salud. Su rol (de la Convención) es demasiado importante como para ser una dificultad en su funcionamiento o resultado”, aseguró Rojas Vade, quien culminó así con sus funciones en el órgano constituyente.

Claudio Crespo, el carabinero dado de baja que espera su juicio en libertad

21 de Agosto de 2020/SANTIAGO Ex Coronel Claudio Crespo es trasladado por personal de la PDI FOTO: JOSE FRANCISCO ZUÑIGA/AGENCIAUNO

El 21 de agosto del 2020, La Brigada de Derechos Humanos de la PDI, por orden de la Fiscalía Centro Norte, arrestó en su domicilio al teniente coronel de Fuerzas Especiales Claudio Crespo.

La detención se desarrolló a solo una semana de la desvinculaci´ón del uniformado, quien es sindicado como el autor material de los disparos que dejaron ciego a Gustavo Gatica en medio de manifestaciones tras el estallido social del 18 de octubre.

Su captura se dio luego de una serie de peritajes realizados en la investigación, los que determinaron que el oficial, para el Ministerio Público, es quien el 8 de noviembre de 2019 desenfundó su escopeta antidisturbios y disparó en reiteradas ocasiones en contra de la víctima.

Según reveló La Tercera, la investigación determinó que el día del ataque al estudiante, el comandante Crespo disparó 2.040 perdigones en contra de los manifestantes, ya que usó 170 cartuchos.

En prisión preventiva, el uniformado se mantuvo activo en redes sociales, incluso recibió apoyo económico junto a otros cinco carabineros formalizados por distintos delitos en su actuar luego del estallido social.

La recaudación se dio en un evento denominado apoyatón, que tuvo una duración de tres días y que convocó a parlamentarios de derecha, a la constituyente Tere Marinovic, al candidato José Antonio Kast, a ex uniformados, al cantante Alberto Plaza e incluso al menos a dos de los carabineros procesados.

Claudio Crespo se mantuvo en prisión preventiva hasta la semana pasada, cuando la Quinta Sala de la Corte de Apelaciones de Santiago revocó la resolución dictada por el Séptimo Juzgado de Garantía, que mantuvo la prisión preventiva del exteniente coronel de Carabineros.

Luego de más de un año en prisión, Crespo esperará su juicio con firma quincenal y con la prohibición de salir del país. De acuerdo a los argumentos de la resolución, por la destitución de Crespo de Carabineros, “resulta materialmente imposible que pueda perpetrar delitos de la misma naturaleza que el investigado”.

Sin embargo la misma resolución agrega que: “lo anterior, evidentemente, no se opone de modo alguno a la que pueda ser su situación procesal una vez que sea sometido al juicio oral en que se decida su responsabilidad penal y la eventual pena que en Derecho corresponda serle impuesta”.

Sebastián Piñera, la acusación constitucional que llegó por otro lado

18 de octubre del 2019/SANTIAGO El presidente de la Republica Sebastián Piñera, junto al exministro del Interior, Andrés Chadwick, llega a La Moneda, tras ser visto cenando en un restaurante en Vitacura, en medio de las manifestaciones por el alza de pasaje del metro. FOTO: SEBASTIAN BELTRAN GAETE

Estamos en guerra contra un enemigo poderoso, implacable, que no respeta a nada ni a nadie, que está dispuesto a usar la violencia y la delincuencia sin ningún límite”, señaló Sebastián Piñera durante las primeras jornadas de protestas, manifestaciones y violencia tras el estallido social.

La frase del presidente como si fuera un boomerang se le volvió en contra en las manifestaciones. El “No estamos en guerra” se convirtió en una consigna. Incluso el jefe de la Defensa Nacional, general Javier Iturriaga dijo al respecto que: “La verdad es que no estoy en guerra con nadie”. Aunque luego aclaró que su objetivo no era irse en contra del mandatario.

El rol de Sebastián Piñera durante la movilización social fue ampliamente criticado en Chile como por organismos internacionales. Por ejemplo Human Rights Watch realizó un llamado urgente a reformar a Carabineros tras constatar que miembros de la policía nacional de Chile cometieron “graves violaciones a los DD.HH.” que incluyen “uso excesivo de la fuerza contra manifestantes, transeúntes y graves abusos en las detenciones”.

Por su parte, la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU, liderada por la expresidenta Michelle Bachelet, reunió centenares de relatos de abusos contra ciudadanos en un informe que señaló que entre esas vulneraciones se “incluyen el uso excesivo o innecesario de la fuerza que resultó en la privación arbitraria de la vida y en lesiones, la tortura, malos tratos, la violencia sexual y las detenciones arbitrarias”.

Por su rol en el manejo del estallido social un grupo de diputados intentó acusar constitucionalmente al mandatario. Sin embargo, la iniciativa no tuvo los apoyos necesarios. Mientras, la Fiscalía aún investiga al Presidente de la República; al general director de Carabineros, Mario Rozas; a los exministros del Interior Andrés Chadwick y Gonzalo Blumel, y al intendente metropolitano, Felipe Guevara, luego de que el 4 de noviembre del 2019 se comenzaran a presentar querellas en su contra por presuntos crímenes de lesa humanidad.

El gobierno de Piñera no logró estabilizarse luego del estallido social. Vino la pandemia por coronavirus, y las políticas del Presidente también fueron cuestionadas por las demoras en las ayudas a los sectores de menores recursos.

A dos años del estallido social, el Presidente Piñera enfrenta fuertes cuestionamientos tras los antecedentes de los Pandora Papers dados a conocer por Ciper y LaBot y que lo vinculan con el cuestionado caso compraventa de la minera Dominga.

Por su eventual participación en Dominga, el pasado miércoles un grupo de diputados de oposición presentó la acusación constitucional en contra del Presidente Sebastián Piñera. Necesitan 78 votos en la Cámara de Diputados para avanzar con el trámite.

En este libelo le acusa a Piñera faltas a la probidad y de comprometer el honor de la Nación.

Pero el problema de Piñera no solamente es político.

Marta Herrera, directora de Anticorrupción de la Fiscalía Nacional, indicó que el Presidente de Sebastián Piñera está en calidad de imputado por el caso Dominga, investigado por el Ministerio Público.

Según dijo la fiscal a T13, el mandatario es indagado en el caso, aludiendo posibles delitos tributarios y cohecho en la compraventa de la minera.

También puedes leer: Gustavo Gatica a dos años del estallido: “Me gustaría volver a protestar a la Plaza Dignidad”


Volver al Home

Comentarios