Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Política

12 de Noviembre de 2022

“No será posible restituir todas las tierras”: cuatro factores que dificultan la “Comisión para la Paz” que anunció Boric en la Araucanía

En la localidad de Villarrica, el Presidente Boric anunció la Comisión para la Paz y el Entendimiento en la Araucanía.

El que acaso es uno de los anuncios más ambiciosos del gobierno, la "Comisión por la Paz y el Entendimiento" difundida por el Presidente Gabriel Boric en Villarrica avizora complejidades que acompañarán el desarrollo de la instancia que aspira a resolver el histórico conflicto entre el Estado de Chile y el pueblo Mapuche. Uno de ellos es que la restitución de tierras tendrá límites, como también el trasfondo de la crisis de seguridad en la Araucanía, la demanda por mayores detalles de dicho espacio, y las siempre esquivas mayorías en el Congreso. Profundizan analistas y parlamentarios de la IX región.

Por Joaquín Abud (desde Villarrica), Pedro Astaburuaga y Emmanuel Ganora

Cuando el reloj se acercaba a las 17:00 horas de ayer, viernes 11 de noviembre, el Presidente Gabriel Boric hizo uno de los anuncios más ambiciosos de su gobierno: la conformación de una “Comisión por la Paz y el Entendimiento” para la restitución de tierras en la Araucanía. 

Una medida con la que el Mandatario cerró su esperada primera visita a la IX Región, en un grave contexto de crisis de seguridad que ha llevado al Ejecutivo a impulsar un Estado de Excepción Constitucional, ahora por undécima vez, en la Macrozona Sur, área comprendida por la provincia de Arauco en el Biobío, la Araucanía y la región de Los Lagos. 

Por lo mismo, el Presidente hizo una suerte de síntesis de lo realizado en el viaje a la Araucanía que se extendió por 48 horas, insistiendo en la “preocupación” que distintos sectores de la región le fueron transmitiendo. Todo un preludio para socializar su plan para una de las regiones que, además de diversos ataques incendiarios de colectivos radicalizados, también es una de las más pobres del país y donde el Rechazo -además- ganó con amplia holgura -70%- en el Plebiscito de Salida de septiembre. 

“Invito a todos los actores de la región a que conformemos una Comisión por la Paz y el Entendimiento. Pero ojo, esta no es una comisión para hacer un diagnóstico, ya se han hecho suficientes. Es una comisión para que tomemos las recomendaciones que los organismos nacionales e internacionales han hecho para buscar una solución al conflicto de la región y, de una vez por todas, las hagamos realidad”, dijo Boric con el Volcán Villarrica de fondo. 

“Esta será una Comisión con una agenda abierta, donde todos podrán plantear sus puntos de vista, pero con un mandato muy específico: determinar con claridad la demanda de tierras de las comunidades mapuche, y proponerle al país mecanismos concretos, con plazos concretos para saldar y reparar esta deuda que el Estado de Chile tiene con el pueblo mapuche en un plazo que acordemos entre las partes y que seguramente excederá a este gobierno”, profundizó el Mandatario.

Ante ello, The Clinic recogió diversas reacciones ante la Comisión por la Paz y el Entendimiento difundida por el Presidente, tanto con parlamentarios presentes en la actividad de gobierno, como por analistas de diversa sensibilidad doctrinaria. Spoiler: en general se valora el esfuerzo, pero se proyectan ciertas complejidades que serán desarrolladas a continuación. 

1) Las tierras

La restitución de tierras es algo que diversos gobiernos han explorado con éxito dispar. De hecho, el mismo Presidente fue mencionando esos ejemplos históricos como, por ejemplo, el Acuerdo de Nueva Imperial que suscribió el entonces candidato presidencial Patricio Aylwin en 1989, pacto que posteriormente habilitó la institucionalidad para la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (Conadi)

Acaso consciente de las dificultades que surgirán en el camino, el Mandatario reconoció el primer límite que tendrá la Comisión por la Paz y el Entendimiento: “una vez que determinemos toda la demanda de tierras, hay algo que es muy importante decir: no será posible restituir todas las tierras. Hay muchas ciudades del sur de Chile que fueron construidas sobre tierras que antaño fueron mapuche, y esas ciudades deben ser preservadas”, dijo Boric, poniendo como ejemplo la localidad de Lonquimay. 

Una complicación que reconocen sus propios aliados. Así lo plantea, por ejemplo, el senador Jaime Quintana. “Es necesario ir un poco más allá, y digo un poco más allá con las tierras antiguas, pero al mismo tiempo entender, y también lo dijo el Presidente con un sentido de realidad, de que no todas van a poder ser restituidas porque hay tierras que ya se han posicionado, incluso comunas enteras con infraestructura del Estado en esa zona”, dijo el parlamentario PPD por la Araucanía. 

Un diagnóstico similar sostuvo la diputada Ericka Ñanco, también presente en la actividad donde el Presidente Boric hizo el anuncio. “Básicamente es poner los pies sobre la tierra y decir datos que son reales. O sea, no podemos sacar a las ciudades que hoy día están construidas en el territorio que fue antiguamente mapuche. Hay que recordar que en todo Chile hay ciudades que fueron quemadas, inclusive hace mucho tiempo atrás, años de siglos”, ponderó la legisladora RD, quien remarcó dos razones por las que no se ha podido avanzar en esta materia: “voluntad política” y “racismo”. 

2) Los detalles

A ello se suma el hecho de que, hasta el día de hoy, se cuenta sólo con el anuncio y sus criterios generales, por lo que ya es posible registrar requerimientos de mayor detalles de la Comisión por la Paz y el Entendimiento. 

Ejemplo de ello es el diputado Andrés Jouannet quien, dicho sea de paso, fue intendente en la Araucanía en el segundo gobierno de Michelle Bachelet. El parlamentario y vicepresidente de Amarillos por Chile abandonó la actividad minutos antes del anuncio del Presidente, pero como había participado en la reunión previa con legisladores y alcaldes de la zona, ya estaba enterado en líneas gruesas de la sorpresa que prontamente socializaría el Presidente. Lo anterior explica que Jouannet haya entregado sus primeras impresiones. 

“(El Presidente) se va a referir a continuación respecto al reparto de tierras, pero el diálogo para buscar una solución para los pueblos originarios es algo largo. Y no hemos escuchado procedimientos, no hemos escuchado la forma (…) tiene que ver con dialogar, pero con quien se va a dialogar, en qué forma, en qué lugar, quiénes lo van a asistir o si lo van a hacer acá. No hemos recibido nada respecto de ello”, dijo el diputado. 

Y si bien reconoció que el anuncio del Presidente va “en el sentido correcto”, el director de la Escuela de Gobierno y Comunicaciones de la U. Central, Marco Moreno complementa: “El problema que tenemos siempre es que los llamados a consensos o acuerdos, suelen ser un poco vagos porque solamente se quedan en el enunciado y no se le pone contenido. Nadie podría estar en contra, pero no se le pone contenido. Entonces, el problema cuando tú haces anuncios muy pretenciosos sin mucho contenido, es que terminan por no avanzar”. 

“Lo que uno esperaría es que el Presidente pudiese concretar en su gobierno acciones mucho más precisas sobre estos anuncios que hizo el día de hoy”, añadió el académico. 

3) La violencia

Uno de las aristas que suele sensibilizar a la derecha es la seguridad, especialmente ante los ataques incendiarios ocurridos en diversas localidades de la región, los que incluso siguieron con la presencia del Presidente Boric en la zona. 

Ante esto, el diputado Jorge Rathgeb subraya que el primer punto a resolver, antes de implementar la Comisión por la Paz y el Entendimiento, es la violencia en la Araucanía. “Hay que ir a las causas del problema, que es la violencia que se está ejerciendo y ahí tenemos que atacar respecto a esta situación. No podemos seguir inyectando recursos si resulta que la violencia está destruyendo iniciativas que finalmente son paliativos. No se está buscando la solución de fondo”, señaló el legislador RN  quien, si bien dijo estar “disponible” a colaborar en el tema, agregó: “quiero decirlo con mucha sinceridad, me siento frustrado con el mensaje final que el Presidente dio hoy día aquí en Villarrica”.

A este criterio se suma la directora del área legislativa de la Fundación Jaime Guzmán, Teresita Santa Cruz. “La primera prioridad del gobierno debe ser la seguridad y la reparación a las víctimas de violencia rural. La situación en la Macrozona Sur ha escalado a niveles nunca antes vistos, extendiéndose no sólo a nivel geográfico, sino que también en frecuencia y magnitud de los atentados”, afirma la abogada. 

“Si el Presidente quiere lograr verdadera ‘paz y entendimiento’, es muy importante definir quiénes serán las contrapartes en este diálogo. Hoy vemos que a título de reivindicación de ciertas demandas, tenemos agrupaciones terroristas que, sin tapujos, se adjudican atentados incendiarios, balaceras y amenazas gravísimas contra los residentes de la zona”, agregó. 

4) Las mayorías

Un constante flanco de complejidades que acompañará el mandato presidencial de Gabriel Boric es su condición minoritaria en el Congreso, lo que dificulta cada iniciativa que debe pasar por el Poder Legislativo. En este sentido es que el académico Marco Moreno visualiza la misma dificultad aplicada a la Comisión de Paz y Entendimiento para la Araucanía. 

“Este gobierno ha declarado el tema de la reivindicación de los pueblos originarios como una de sus causas. El problema es que hoy día el gobierno no tiene mayorías políticas y sociales para poder hacerlo. Con dificultad tiene que tramitar la reforma de pensiones, que parece un trámite incierto, y lo mismo con la tributaria. Lo que no puede hacer de todas maneras es quedarse sólo en un discurso, en un continente que no tenga contenidos. Se requiere ponerle contenido y, sobre todo, voluntad política”, reflexiona. 

“Este es un problema político que debe resolverse políticamente porque no es un problema técnico. No se trata de entregar sólo tierras y subsidios; se trata de cómo se enfrenta un problema que tiene un componente más bien político”, remata.  


Notas relacionadas

Deja tu comentario